Más de 500 personas volvieron a gritar "Ni Una Menos" por las calles comodorenses

Con la participación de diferentes agrupaciones sociales y políticas, más de 500 personas marcharon por las calles céntricas para reclamar que se declare la emergencia de violencia de género. También se criticó las políticas del gobierno nacional que quitaron fondos a las instituciones encargadas de contener a las personas en situaciones de vulnerabilidad.

Ni las bajas temperaturas ni la amenaza de lluvia impidieron que ayer por la tarde en Comodoro Rivadavia más de 500 personas se concentraran en la plaza de la Escuela 83 para participar de la marcha nacional "Ni Una Menos".
La convocatoria fue impulsada por la Multisectorial de la Mujer de esta ciudad bajo el lema "Volvemos a gritar" en respuesta a la falta de medidas por parte de los distintos gobiernos.
Participaron diferentes agrupaciones sociales y políticas. También estuvieron presentes estudiantes universitarios y secundarios que llegaron a la plaza con una gran cantidad de carteles y banderas.
"Volvemos gritar, volvemos a juntarnos porque no hemos sido escuchadas y el número de mujeres asesinadas se incrementó de un año a otro a tal punto que se registraron 217 muertes en el último tiempo por eso seguimos marchando", sostuvo Gabriela Coen, integrante de la Multisectorial de la Mujer de Comodoro Rivadavia.
Coen manifestó su preocupación por la falta de diálogo de las autoridades políticas catalogándolas de irresponsables por la despreocupación que muestran cada vez que una mujer es asesinada y consideró que la inauguración de la nueva Comisaría de la Mujer de la Zona Norte en Kilómetro 5 no es una solución a un problema que tiene consecuencias más profundas.
"Es una buena medida, pero no podemos tapar el sol con una mano cuando sabemos que una mujer es atacada todos los días y tiene que vivir con constantes amenazas y en muchos casos no tiene ni siquiera para el colectivo. Necesitamos que se declare la emergencia de violencia de género y que se destinen los fondos necesarios para la protección de las mujeres de esta ciudad", argumentó.

PEDIDOS NO ESCUCHADOS
El acto central se realizó cerca de las 18 con palabras de diferentes miembros de la Multisectorial de la Mujer de Comodoro Rivadavia que explicaron detalladamente el estado de la situación de las distintas instituciones que se encargan de recibir a las víctimas de violencia de género en esta ciudad.
Uno de los casos más significativos es el estado de "La Casa", un lugar destinado a la contención y al resguardo de las personas en situación de vulnerabilidad, y que actualmente se encuentra sin el personal suficiente para atender los casi 10 casos que recibe la institución por día.
Además, se criticó fuertemente las políticas que impulsa al gobierno nacional por la baja de presupuesto que destina a las instituciones que se encargan a las personas en situaciones de vulnerabilidad.
"Desde el cambio de gobierno hemos tenido bajas en todo sentido pero la más importante que nos quitaron fue la falta de compromiso con las instituciones que reciben a las mujeres golpeadas. El ajuste es violencia y eso no se paga con alegría", analizaron.
El discurso de las organizadoras dio lugar a la exhibición de una bandera en la que se exponían todos los nombres de las mujeres asesinadas en Chubut desde 1998 donde se agregó el nombre de Diana Rojas, una joven entrerriana que fue asesinada el 17 de mayo último en Puerto Madryn.
"Presente" se escuchaba luego de que cada uno de los nombres de las víctimas era recordado por los manifestantes mientras con el correr de los minutos se iba incrementando la presencia de gente en la plaza.
También se recordó a Daniela Vanesa Farías, la última víctima de femicidio en Comodoro Rivadavia y se pidió por la detención de su ex pareja Fabián Atay que lleva más 70 días prófugo. Sus familiares y amigos formaron parte de la convocatoria y marcharon en silencio con carteles que recordaba la fecha de su muerte.

MASIVA PARTICIPACION
La marcha comenzó cerca de las 18:30 y estuvo marcada por los bombos de la murga "Los Angeles Piratas" del barrio Laprida, pancartas y banderas.
El recorrido de los manifestantes comenzó sobre San Martín y continuó hasta Güemes haciendo una escala en la Seccional Primera de Policía
Allí se hizo escuchar más que nunca el grito de justicia ya que las agrupaciones destacan que la violencia de género se traslada en cada una de las comisarías de esta ciudad.
"La falta de tacto en las comisarías contribuye al incremento del machismo en la sociedad. Las mujeres tienen que atravesar la violencia física y luego la institucional por parte de las autoridades. Esto tiene que terminar algún día", planteó Magalí Stoyanoff, referente del gremio docente ATECh y de la multisectorial.
La última parada que tuvo la marcha se realizó en el Concejo Deliberante donde se pegaron carteles exigiendo al intendente Carlos Linares que tome cartas en el asunto y destine más fondos para las instituciones dedicadas al problema y se declare la emergencia de violencia de género.
"Queremos seguir vivas". "Basta de femicidios" fueron los reclamos más comunes que se escucharon frente al recinto y se repitieron hasta llegar de nuevo a la plaza de la Escuela 83.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico