Más de 600 militares argentinos y chilenos recrean el Cruce de los Andes

Los soldados seguirán las rutas que empleó San Martín, que fueron el paso Come Caballos en La Rioja, Uspallata, Los Patos, Piuquenes y Planchón en Mendoza y San Juan.

Más de 600 efectivos argentinos y chilenos marcharán por las rutas que siguió el general José de San Martín para cruzar la Cordillera de los Andes a 200 años de "la mayor epopeya militar en suelo americano", como la definió el jefe del Ejército, David Suñer, al señalar que se trata "de conmemorar, con un mensaje de unidad, esta proeza histórica".

La orden de salida desde el campamento El Plumerillo, en el municipio mendocino de Las Heras, la dio ayer el presidente, Mauricio Macri, ante los regimientos de Infantería de Montaña que participarán de la travesía y las fuerzas chilenas que marcharán junto a los soldados argentinos.

"La historia del Ejército tiene sus luces y sombras, pero hay que recordar los hechos de luz, como el de esta proeza histórica, que sirve también para dar un mensaje de unidad y solidaridad entre pueblos hermanos y también para educar a través del espíritu sanmartiniano", dijo Suñer a Télam.

Los últimos preparativos para rememorar esta hazaña, como el estado de la caballada y de las mulas, junto a todo un operativo logístico que incluirá camiones, camionetas y helicópteros para seguir las rutas que empleó San Martín, que fueron el paso Come Caballos en La Rioja, Uspallata, Los Patos, Piuquenes y Planchón en Mendoza y San Juan, se realizaron esta tarde como corolario "de todo un año de entrenamiento para llegar a esta fecha", explicó uno de los responsables a esta agencia.

Las columnas de Uspallata y Los Patos, las dos mayoritarias con poco más de 300 efectivos de ambos países, cruzarán hacia Chile y finalizarán su marcha el 12 de febrero en Chacabuco, donde San Martín libró la histórica batalla. Allí habrá un acto que encabezará la presidenta, Michelle Bachelet.

Pero sólo 140 de esos 300 hombres cruzarán a Chile y cumplirán la marcha a pie: el resto, junto a las otras tres columnas, llegarán hasta el límite fronterizo en la zona del Cristo Redentor, a unos 5.000 metros de altura, y volverán con sus mulas y caballos.

Previo al inicio de las marchas, el jueves, se realizarán diversos actos con la presencia de las máximas autoridades militares argentinas y chilenas. Uno de ellos es el que encabezará el mismo jueves el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, en el cerro de la Gloria.

En tanto, el 2 de febrero todos los efectivos se reunirán en torno al Cristo Redentor, donde habrá una evocación en el punto más alto de la marcha del lado argentino.

A lo largo de la travesía también se recrearán las batallas que libraron los soldados de San Martín en territorio chileno, como las de Picheuta y Potrerillos, a la altura del sur mendocino.

CRUCE CLAVE

El cruce de los Andes es considerado clave en la guerra de la Independencia pues se logró avanzar por un paso que el enemigo no creía posible debido a que antes ya habían fracasado los intentos de llegar al Alto Perú destacaron historiadores consultados por Télam.

"Tenemos que pensar que hace 200 años San Martín planificó este operativo de la nada, los reposicionamientos logísticos que tuvo que hacer fueron muy complicados. Nosotros estamos pasando con 400 animales y él paso con 5.000, y frente a todo lo que hoy tenemos que hacer para recrear este hecho, él tuvo que cruzar y después combatir del otro lado", explicó a Télam el comandante de la Brigada de Montaña 8va., Gerardo Ferrara, jefe de todas las columnas del operativo.

"En nuestro Ejército se exalta y se estudia la figura de San Martín por las actitudes personales y de soldado, el Ejército es el mismo, la historia del Ejército tiene luces y sombras, rescatamos la luz, con las luces armamos valores y una tradición que queremos que prevalezca. Sin negar las sombras, la base con la que hay cimentar la fuerza son estas luces", dijo el titular de la fuerza.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico