Más de 90 aspirantes a bomberos iniciaron el curso de instrucción

Se trata de un total de 97 hombres y mujeres de entre 16 y 29 años que una vez por semana participarán de una clase de cuatro horas. La capacitación se extenderá hasta fin de año.

Con la presencia de sus familiares y autoridades de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Comodoro Rivadavia, presidida por Carlos Marcolla, se desarrolló ayer por la tarde el acto de inicio del ciclo lectivo de la Escuela de Bomberos. De esa forma, en el Cuartel Central empezó a dictarse la instrucción destinada a los aspirantes a bomberos voluntarios. En este caso son 97 jóvenes de entre 16 y 29 años que tomarán clases una vez por semana, los sábados durante cuatro horas.
La capacitación que está avalada a nivel nacional y provincial tiene una duración de un año. Una vez que se reciban se destinará el cuartel en el que prestarán servicios. La instrucción será brindada por personal especializado y por cada uno de los módulos se les tomará un examen.
La Escuela de Capacitación de Bomberos tiene un promedio de egreso de 20 aspirantes, los cuales luego se insertan en las filas del Cuartel Central y de los Destacamentos 1 (de Kennedy y Rivadavia), 2 (Kilómetro 8) y 3 (barrio Mosconi).
El coordinador zonal de la Regional III, oficial principal Luis Soto destacó que este año se supera el número de cursantes de 2015 y dentro del grupo hay un importante porcentaje de mujeres.
"Durante el último llamado, los inscriptos fueron 70 y este año son más, con lo cual se ve que las expectativas son mayores, del grupo total casi el 70% son varones y 30% mujeres", acotó.
Está previsto que realicen prácticas en Cuartel Central, en el Centro Regional de Educación Tecnológica (CERET) y también en los destacamentos. También existe la posibilidad que algunas empresas brinden sus instalaciones para que los jóvenes concreten sus prácticas.
En cuanto a la metodología con que se enseña a ser bombero, Soto indicó: "todos los trabajos son teóricos-prácticos, tenemos rescate vehicular o en altura, primeros auxilios y una serie de cuestiones que deben aprender porque hacen al trabajo que tenemos como bomberos".
De igual manera, el referente del cuerpo activo manifestó su satisfacción por el número de jóvenes interesados en ser parte de esta gran familia y opinó que tal vez se debe a que "la gente toma más conciencia de lo que es ayudar, de hacer algo por la institución pero también por la comunidad".
De la ceremonia también participó el subsecretario municipal de Seguridad, Héctor Quisle, quien resaltó: "fue un acto muy emotivo. Es un orgullo que tengamos jóvenes que les interese hacer esta actividad para lo que hay que tener vocación que es tan significativo como ayudar al otro y que demanda estar en situaciones límite, como se vio con el fallecimiento de Luis Gramajo. Ojalá la comunidad de Comodoro siga reconociendo el trabajo que realizan nuestros Bomberos que lo hacen muchas veces desde el anonimato".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico