Más de cien devotos recrearon en Comodoro la Fiesta del Milagro

La conmemoración de la procesión del Señor y la Virgen del Milagro, una fiesta religiosa típica de Salta, se desarrolló ayer por la tarde en Comodoro Rivadavia con partida en la Catedral San Juan Bosco. Las actividades estuvieron a cargo de la Agrupación Tradicionalista Martín Miguel de Güemes. Incluyeron un baile gaucho salteño, además de la peregrinación por las calles céntricas. La fiesta concluyó con una misa.

El viernes se desarrolló en Salta, la procesión del Señor y la Virgen del Milagro que contó con más de 800 fieles. La renovación del "Pacto de Fidelidad" es una de las tradiciones de la provincia norteña que se ha expandido por todo el país. Es por eso que la Agrupación Tradicionalista Martín Miguel de Güemes celebra la Fiesta del Milagro hace 31 años en Comodoro Rivadavia.
Las actividades comenzaron a las 16 en la Catedral San Juan Bosco donde la comunidad salteña llevó a cabo un baile gaucho que contó con la participación de músicos.
Una hora más tarde se inició una procesión por las calles céntricas. El recorrido comenzó por la avenida Rivadavia para continuar hasta España pasando por San Martín y llegar hasta 25 de Mayo. Los fieles retomaron luego hacia el templo por Rivadavia y se celebró una misa.
En la peregrinación, los pañuelos y ponchos fueron una postal entre los devotos, mezclándose con los fieles que llevaban banderas, imágenes y otros productos de santería como también muchos niños vestidos de ángeles. Los rezos y alabanzas marcaron el rumbo del recorrido donde se destacó el Himno del Señor del Milagro.
Además, la imagen de la Virgen del Milagro, adornada su base por 400 claveles blancos, fue llevada por devotos salteños, a quienes comenzaron a sumarse los fieles de diversos puntos de la ciudad, rumbo a la Catedral San Juan Bosco.
El recorrido contó con el acompañamiento del personal del área de Tránsito municipal, que fue guiando a los automovilistas para que no se produjera ningún accidente.
Los fieles continuaron su recorrido entre alabanzas y trajes típicos hasta el templo. Allí, se esperó la llegada de la imagen de la virgen que fue celebrada con aplausos, el agite de los pañuelos blancos y una lluvia de pétalos rojos. "Viva el Señor del Milagro", celebraron los creyentes en puerta de la Catedral.
Las campanas comenzaron a sonar y esto permitió que los devotos pudieran entonar nuevamente el Himno al Señor del Milagro para luego entrar al templo.
La festividad continuó cuando el Señor y la Virgen del Milagro fueron llevados al interior de la Catedral donde los fieles se acercaban para tocar las imágenes divinas y pedir por salud y trabajo.
El centenar de personas que participó de la Fiesta del Milagro tardó en tomar asiento en el recinto porque todos querían renovar su "Pacto de Fidelidad" con la imagen de la Virgen.
Cerca de las 18, comenzó la misa que cerró la festividad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico