Más de cien intendentes peronistas definieron agenda común en Resistencia

En el encuentro participaron unos 150 intendentes de las provincias de Catamarca, Santa Cruz, Santiago del Estero, Formosa, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Jujuy, Tierra del Fuego, Buenos Aires y Chaco.

Más de 100 intendentes peronistas se reunieron ayer en Resistencia, Chaco, donde acordaron definir una agenda política común, que incluye un nuevo encuentro el 10 de marzo en la ciudad de Formosa donde oficializarán al intendente de Concordia, Enrique Cresto, al frente del Bloque Federal Justicialista y del FpV, de la Federación Argentina de Municipios (FAM), y en una señal hacia la interna partidaria.
A instancias del intendente de la capital chaqueña, Jorge Capitanich, los jefes distritales que integran el Bloque Federal Justicialista de la Federación Argentina de Municipios (FAM) dieron una demostración de fuerza al reunir un centenar y medio de jefes municipales, como una señal hacia gobernadores y legisladores nacionales peronistas y en el marco de la normalización partidaria pautada para mayo próximo.
En la conferencia de prensa brindada una vez finalizado el encuentro, el ex gobernador chaqueño anunció la nueva convocatoria de intendentes que actúan dentro de las FAM como Bloque Federal Justicialista, que de ahora en adelante también incorporará en su denominación la pertenencia al Frente para la Victoria.
En el anuncio, el titular del ejecutivo de la capital chaqueña estuvo acompañado por su actual titular de la FAM e intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra; Cresto y los jefes comunales, Juan Patricio Mussi (Berazategui), Verónica Magario (La Matanza) y Fabián Ríos (Corrientes), entre otros.
En la reunión, Pereyra adelantó además que para el encuentro de marzo se invitará a participar a gobernadores, legisladores provinciales y nacionales y sindicalistas del Partido Justicialista y del Frente para la Victoria, y definió: "Desde el Bloque Justicialista alentamos a ser una oposición constructiva pero oposición, no nos vamos a pintar de amarillo y ser condescendientes con la política que está llevando adelante el presidente Macri".
En ese sentido, Pereyra afirmó que algunos "compañeros se van 'aggiornando' al modelo" del oficialismo, y subrayó: "nosotros debemos ser respetuosos de la voluntad popular, pero no vamos a ser complacientes con las medidas que vayan en contra del pueblo argentino".
En el encuentro, que se desarrolló en el Centro de Convenciones de la capital chaqueña, participaron unos 150 intendentes de las provincias de Catamarca, Santa Cruz, Santiago del Estero, Formosa, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Jujuy, Tierra del Fuego, Buenos Aires y Chaco.
Además, estuvieron presentes el gobernador y vice de Chaco, Domingo Peppo y Daniel Capitanich, respectivamente, legisladores nacionales y concejales de distintas localidades de la mencionada provincia.
Por su parte, Capitanich convocó a los intendentes a trabajar en una agenda en común vinculada al trabajo de carácter institucional de los distritos, "porque nos une una política para el desarrollo local", afirmó.
Uno de los objetivos anticipados por los organizadores era la discusión de un documento político que finalmente fue acordado por los intendentes y que manifiesta duros cuestionamientos a las políticas que lleva el gobierno nacional, entre ellas la derogación del decreto que estipulaba la devolución del 15% de las retenciones de los recursos coparticipables.
El texto señala que "existen privilegios para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que recibió un aumento del coeficiente de distribución bajo una absurda justificación de la transferencia de la Policía Federal bajo su órbita".
"Los intendentes que representamos a este bloque señalamos que existe una manipulación excluyente de los recursos del Estado a provincias y municipios que responden a su proyecto político" sentencia el documento, que también cuestiona el aumento de tarifas de servicios públicos, la designación en comisión de dos jueces en la Corte Suprema de Justicia, la intervención del AFSCA Y AFTIC por medio de un DNU y "la falta de reivindicación ante el primer ministro británico, David Cameron, de la soberanía de las Islas Malvinas".
"No podemos tirar por la borda el esfuerzo realizado en la década pasada sólo por revanchismos inútiles y la aplicación despiadada del manual del neoliberalismo más retrógrado", concluyeron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico