Masacre en San Isidro: mató a su suegra, a un vecino, baleó a su novia y se suicidó

El joven irrumpió en la casa de su novia armado con un revólver y atacó a la chica que resultó baleada pero fue la única sobreviviente.

El hecho, bautizado por voceros policiales como "La Masacre del Pasillo", ocurrió alrededor de las 9:15 de ayer en el mencionado barrio ubicado en la intersección de la calle Uruguay y la avenida Andrés Rolón, en el límite de los partidos de San Isidro y San Fernando, pero del lado de Béccar.
El protagonista de la masacre fue identificado por los investigadores como David Rosas (22), apodado "El Chucky", quien vivía en la Villa Los Sauces, de San Isidro -situada a unos 400 metros del lugar de los ataques-, tenía problemas con las drogas y con su ex pareja y solía estar armado en el barrio, según reconstruyeron los investigadores en base a los dichos de vecinos.
La principal hipótesis es que el hecho se desencadenó cuando Rosas fue ayer a conversar con Verónica Díaz (21), madre de sus tres hijos y de quien estaba separado, tuvo una pelea y comenzó a los balazos con una pistola marca Bersa calibre .22.
Si bien se espera el reporte final de los peritos, fuentes judiciales indicaron que de acuerdo a un testigo presencial entrevistado por el fiscal Ferrari y la Policía, la secuencia del ataque de "El Chucky" fue la siguiente: primero mató a la ex suegra, identificada como Silvia Fabiana Márquez (39), luego baleó a su ex novia, Díaz, después asesinó al vecino Matías Nicolás Pavón (25) y finalmente se suicidó.
Todo el hecho ocurrió en el pasillo, frente a la casa de Díaz y Márquez, donde además estaban presentes y escucharon todo los tres hijos de la pareja, dos niñas y un varón.
"El testigo cuenta que Chucky se puso a discutir con Díaz y empezó una pelea a golpes. Incluso, al asesino le quedaron en la mano pelos de su ex pareja, como si la hubiera tironeado del cabello. Ahí salió la madre de la chica y empezaron los tiros. La mató de un balazo en un pómulo", dijo a Télam una fuente judicial.
Siempre según la secuencia que pudieron reconstruir los investigadores, luego de matar a su ex suegra, Rosas le efectuó un disparo en la nuca a Díaz, quien sobrevivió y quedó internada en el Hospital Central de San Isidro, aunque "estable y fuera de peligro", según el último parte médico de esta tarde.
Después, el vecino Pavón se acercó al pasillo para tratar de ayudar y recibió un tiro en la cabeza que lo mató en el acto.
Finalmente, Rosas, apoyó su pistola en su sien derecha y se suicidó de un tiro, por lo que quedó tendido en el pasillo junto al cadáver de su ex suegra.

LA HIPOTESIS
No obstante, la joven sobreviviente cambió esta secuencia al realizar en el hospital un breve relato a los investigadores y contó que ella vio que "Chucky" primero le disparó a Pavón, luego a su madre y finalmente a ella.
Con estos nuevos datos, el fiscal trataba de determinar si en realidad Pavón tenía una relación sentimental con la joven y si ese pudo ser el disparador del ataque de "Chucky" por celos.
Voceros policiales indicaron que Rosas tenía antecedentes por robo, infracción a la Ley de Drogas 23.737, amenazas, lesiones, violación de domicilio y resistencia a la autoridad y que, como denunciante, había iniciado una causa contra su ex por impedimento de contacto con los chicos.
El fiscal Ferrari esperaba el resultado de las autopsias, el informe criminalístico de la Policía Científica y una serie de declaraciones testimoniales para terminar de establecer cuál fue la mecánica del hecho.
Sin embargo, al haber fallecido el autor de la masacre, la causa pasará al archivo porque quedó extinta la acción penal contra Rosas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico