Masiva protesta de desocupados de la construcción en su propio gremio

La dirigencia de la UOCRA en Caleta Olivia se vio sorprendida cuando en horas de la madrugada de ayer más de un centenar de desocupados tomaron su propio gremio debido a que Provincia dejó de aportarles hace tres meses el subsidio de 5 mil pesos, en tanto que Nación no genera suficientes obras públicas para atender la demanda laboral.

Caleta Olivia (agencia)
La manifestación pacífica generó momentos de confusión porque inicialmente se desconocía quiénes la protagonizaban y por ello centenares de trabajadores en actividad que se desempeñan en varias obras -incluyendo los afectados a la construcción de la Autovía- acudieron a "defender" la sede sindical ubicada en la calle José Fuchs del barrio Malvinas Argentinas.
Fue así cómo alrededor de las 9 ya había más de 300 trabajadores de ambos grupos, incluyendo algunas mujeres, y todo se fue aclarando al conocerse los motivos de la protesta.
Quienes están desocupados habían bloqueado la puerta de acceso principal y ventanas con una pancarta de grandes dimensiones en la que podían leerse frases tales como: "señores políticos, basta de mentiras, tres meses sin cobrar la ayuda financiera y dos años sin trabajo digno", y "no jueguen con las necesidades de los trabajadores, recuerden que hay elecciones, queremos más hechos y menos palabras".

DESCONOCEN
LOS MOTIVOS
El principal referente de la delegación, Ricardo Treuquil, procuró calmarlos pero admitió que no podía darles una respuesta inmediata a sus reclamos porque el sector político seguía sin atender los requerimientos que hace el gremio.
Luego, en diálogo con El Patagónico, manifestó que "como dirigentes, comprendemos las necesidades de nuestros compañeros ya que Provincia les cortó hace tres meses la ayuda económica y en el caso de Caleta Olivia la venían recibiendo unos 150. Ningún funcionario nos da explicaciones y esto está ocurriendo en toda la provincia".
"A esto hay que sumarle que Nación solo genera muy pocas obras públicas y una de las últimas fue la remodelación del barrio Gobernador Gregores, pero solo da ocupación a muy pocos trabajadores, mientras el padrón de desocupados ya supera los 300", puntualizó.
Admitió que esta situación genera conflictos en el propio gremio y prueba de ello es el recelo que evidencian los desocupados para con los que consiguieron ser reubicados en alguna obra, siendo que hasta hace pocos meses ambos grupos compartían el comedor comunitario.
La virtual toma de la delegación se fue disipando alrededor del mediodía con el arribo del secretario general de la zona norte, Cristian Salazar, quien mantuvo una reunión con los manifestantes en el patio interior.
El dirigente dijo que se estaban realizando intensas tareas para superar esta difícil problemática, al tiempo que responsabilizó de la misma a la dirigencia política que no asume las responsabilidades que le corresponde y parece estar más preocupada por cuestiones electorales que en la situación de la gente que no consigue empleo.

PROTESTA EN
RIO GALLEGOS
La crisis por el recorte de subsidios o ayuda financiera también repercutió ayer en Río Gallegos, donde otro grupo de albañiles protagonizó una protesta frente a la sede del Tribunal de Cuentas.
Los voceros de esa delegación de la UOCRA denunciaron públicamente a Javier Stoessel -quien ejerce el cargo de vocal del organismo-, atribuyéndole poner trabas a los expedientes del pago de la asistencia financiera.
Este beneficio alcanzaba a unos 1.200 desocupados de toda la provincia y habían comenzado a otorgarse hace más de un año, cuando se frenó bruscamente la obra pública.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico