Masiva protesta de habitantes de Cañadón Seco contra los piquetes

Una caravana de 350 vehículos circuló por calles de esa comunidad, avanzó hacia la rotonda de acceso y cubrió un corto trayecto de la ruta en repudio a los constantes cortes que aíslan a la localidad.

Caleta Olivia (agencia)

Centenares de vecinos de Cañadón Seco salieron a la calle en la tarde noche del viernes para exigir el fin a los frecuentes cortes de la ruta Provincial 12 y repudiar la metodología que llevan adelante grupos de manifestantes que no tienen residencia en esa localidad pero la dejan aislada por muchos días, cercando derechos de libre circulación.
Minutos después de las 18 se formó una extensa caravana de casi 350 vehículos que en principio circuló por las calles de esa comunidad y luego avanzó hacia la rotonda de acceso a esa localidad y cubrió un corto trayecto de la ruta en medio de fuertes bocinazos y despliegue de algunos carteles.
La protesta comenzó a gestarse el jueves, cuando el presidente de la comisión de fomento, Jorge Soloaga, convocó a vecinos para brindarles detalles sobre la denuncia penal presentada ante la justicia por el piquete que desde principios de semana llevaban adelante manifestantes de un gremio de la construcción denominado SITRAIC.
La misma motivó que el titular del Juzgado Civil (circunstancialmente a cargo de un juzgado de Instrucción), Horacio Islas, autorizara al jefe de la comisaria de Cañadón Seco, Adrián Lobos, a proceder al desalojo pacífico de la ruta con la colaboración de efectivos de Comando Radioeléctrico.
El operativo se concretó sin ningún tipo de confrontación, pero de todos los modos los vecinos coincidieron en que "no nos vamos a meter las firmas en el bolsillo ni quedarnos de brazos cruzados, sino que vamos a movilizarnos para que este tipo de bloqueos se terminen de una vez por todas".
Al mismo tiempo expresaron que resulta fastidioso "tener que explicar a desconocidos que cortan la ruta los problemas de salud que tenemos para que nos dejen transitar, padecer acciones violentas y prepotentes de encapuchados que amenazan con palos y muchas veces están armados, lo cual es el colmo de la humillación que no se puede tolerar más".

"HISTORICA PUEBLADA"
Por su parte, Soloaga dijo al finalizar la caravana que "hemos protagonizado una verdadera e histórica pueblada pacífica, sin agravios ni descalificación alguna, dentro de los límites de nuestra localidad"
"Nuestro pueblo dice basta y creemos que cada comunidad debe resolver sus problemas dentro de su propio seno, recurriendo a los mecanismos que otorga la ley, sin avasallar derechos colectivos de vecinos de otros ámbitos", añadió.
Al mismo tiempo dejó en claro que "no se cuestiona la legitimidad ni el derecho a ejercer reclamos por parte de ningún sector, pero sí se exige el respeto al derecho colectivo elemental de una comunidad a vivir en paz y libertad y que nada tiene que ver con esos reclamos".
Finalmente resaltó la participación de estudiantes, amas de casa, trabajadores de distintos sectores, comerciantes, gente de diversas expresiones políticas e instituciones representativas de Cañadón Seco.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico