Masivas marchas en EE.UU. para reclamar sobre los lazos de Donald Trump con Rusia

Miles de personas en más de un centenar de ciudades de Estados Unidos acudieron ayer a la "Marcha por la Verdad" para pedir que se investiguen los supuestos lazos del presidente con Moscú y para destituirlo si se demuestra algún delito o colusión.

Nueva York, Washington, Chicago o Filadelfia registraron las mayores multitudes en un ambiente festivo y con llamadas a someter a Donald Trump a un juicio político o "impeachment" por la posible colusión de su campaña con el gobierno ruso.
Al mismo tiempo, ayer por la tarde varias decenas de personas convocadas por la campaña de Trump se concentraron frente a la Casa Blanca para apoyar al mandatario por su decisión de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París para reducir las emisiones de efecto invernadero.
Las agencias de inteligencia estadounidenses consideran probado que el Kremlin intentó interferir en las elecciones estadounidenses del pasado noviembre para torpedear las opciones de la candidata demócrata, Hillary Clinton, con filtraciones privadas de los Demócratas.
No obstante, ante las revelaciones de contactos antes y después de las elecciones en las que se impuso Trump de miembros de la campaña de mandatario con representantes rusos la investigación pasó a centrarse en conocer si hubo coordinación con el Kremlin.
Muchos de los asistentes lanzaron consignas a favor de iniciar un "impeachment" o juicio político contra Trump por sus intentos de evitar que se investigue el Rusiagate, como calificó la prensa estadounidense a la posible trama rusa en las elecciones presidenciales.
En la protesta de Washington los organizadores reiteraron su reclamo para la creación de una comisión independiente y transparente que investigue los nexos de Trump con Rusia, la publicación de sus declaraciones de impuestos y que se destituya al presidente si se demuestra delito o colusión.
Linda Sarsour, activista musulmana y organizadora de la "Marcha de las Mujeres", la primera gran movilización contra Trump, seguida de otras como la "Marcha por la Ciencia", manifestó a la agencia de noticias EFE que "los estadounidenses deben saber la verdad".
Mientras que el congresista de Maryland Jamie Raskin aseguró que Trump "tiene un virus y está infectando a todos los que están a su alrededor".
Los organizadores pretenden que, además del fiscal especial elegido por el Departamento de Justicia para investigar el supuesto intento ruso de interferir en la elecciones, se cree una comisión independiente como la que investigó los ataques del 11 de setiembre de 2001 contra Estados Unidos.
El Departamento de Justicia nombró al ex director del FBI Robert Mueller como fiscal especial para investigar la posible colusión con Rusia.
La designación se produjo después de que Trump decidiera despedir en mayo pasado al director del FBI James Comey, quien lideraba la investigación sobre la posible trama rusa, algo que el magnate neoyorquino calificó como una "caza de brujas" en su contra sin base alguna.
Mueller tiene plenos poderes para investigar, citar a declarar y presentar cargos contra personas relacionadas con la supuesta trama rusa para afectar al resultado de las elecciones y crear canales secretos de comunicación con la nueva Administración.
Hasta el momento, los principales sujetos de la investigación sobre los contactos con Rusia son el ex asesor de seguridad nacional de Trump Michael Flynn, el ex jefe de campaña del mandatario Paul Manafort y el estratega republicano Roger Stone.
La investigación podría también ampliarse a los contactos mantenidos con representantes del Kremlin del cuñado y asesor de Trump, Jared Kushner, y el Fiscal General, Jeff Sessions.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico