Massoni aseguró que sería más positivo que Hughes diga qué va a hacer en vez de querer diferenciarse

El secretario de Seguridad y Justicia, Federico Massoni, defendió la implementación del sistema de cuadrículas. Además, fue crítico con la actitud del nuevo jefe de la Policía del Chubut, Ricardo Hughes, quien afirmó que eliminará ese sistema. "Hasta ahora a los futuros jefes los escuché decir qué es lo que no van hacer en un intento de poder diferenciarse, y no de decir qué es lo que van a hacer, que sería lo más positivo para la comunidad", señaló.

El comisario retirado Ricardo Hughes será el nuevo jefe de la Policía del Chubut a partir del 10 de diciembre. Su primer anuncio fue que eliminará el sistema de cuadrículas para que los comisarios no salgan a la calle. El actual secretario de Seguridad y Justicia, Federico Massoni, le salió ayer al cruce.
En diálogo con la prensa, el todavía funcionario aseguró que es una forma de tener presencia en el territorio, donde se puede evitar la realización del delito. Massoni no solo se refirió al sistema de cuadrículas, sino también a la política preventiva implementada en general. De esta forma, afirmó contundentemente creer "firmemente en las políticas preventivas", y en especial en la "la política de cuadrícula".
"Es una política preventiva porque tenemos el personal en la calle, es la unidad donde el agente puede hacer identificación, control y tiene conocimiento de lo que está ocurriendo en el terreno", explicó.
"Lógicamente creo que es más conveniente en vez de decir lo que no se va a hacer, lo que se va a hacer; creo que es más positivo. Pero hasta ahora a los futuros jefes solo los escuché decir qué es lo que no van a hacer por un intento de poder diferenciarse, y no de decir qué es lo que van a hacer que sería lo más positivo para la comunidad", agregó a modo de crítica.
En sus declaraciones, el secretario evitó pronunciarse directamente sobre la eliminación de las cuadrículas. Sin embargo, aclaró que cuando inició su gestión junto al comisario Leonardo Bustos, asumieron con un plan de tres niveles: corto, mediano y largo plazo.
En este sentido, aseguró que en el corto plazo fue posible llevar adelante el proyecto. No obstante, no se alcanzó a llegar a la próxima etapa, en la cual se puede determinar cuándo una política es eficiente o no, según entendió.

A LARGO PLAZO
"Las políticas de seguridad para que sean eficientes se tienen que desarrollar como mínimo a mediano plazo, sino uno en realidad hace mediciones y ve que es el camino correcto, pero no puede hacer algo con una contundencia para decir 'este es el mecanismo completamente ajustado'", sentenció, asegurando que las estadísticas son positivas tanto en lo que respectA al sistema de cuadrículas como en el control nocturno en locales bailables, donde considera que es necesario continuar trabajando, ya que no se puede dejar librada la seguridad a privados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico