Matías Rima y su amigo denunciaron a los policías golpeadores ante la Fiscalía

El jugador de la selección de Comodoro Rivadavia concurrió ayer al Ministerio Público Fiscal junto a su madre, hermana y el amigo que fue víctima y testigo de la violenta agresión ocurrida el jueves en el barrio San Cayetano. Justamente él fue quien identificó a uno de los efectivos. Los denunciantes solicitarán un hábeas corpus como medida de protección.

Tras hacerse públicas las fotografías que mostraban a Matías Rima internado en una sala del Hospital Regional con signos de haber recibido una dura golpiza y lesiones en el rostro y cuerpo, el jugador de futsal formalizó la denuncia penal ante la agencia fiscal que investiga los delitos en los que están involucrados integrantes de la fuerza policial.
Rima concurrió en horas de la mañana al edificio de la calle Abásolo, acompañado por su madre, Patricia Soto, su hermana y el amigo que fue testigo y que también fue golpeado por los uniformados que serían de la Seccional Quinta.
Tanto Rima como su amigo prestaron declaración ante un funcionario de la Agencia de Investigaciones y Delitos Complejos. Allí relataron en detalle lo sucedido durante la noche del jueves en las inmediaciones de las avenidas 10 de Noviembre y Polonia, en un sector del barrio San Cayetano.

ABUSO DE AUTORIDAD
Contaron que cuando caminaban fueron interceptados por cuatro policías que se movilizaban en un patrullero y habrían reconocido al quien integró el seleccionado nacional de Futsal. Eran alrededor de las 22 y ambos jóvenes fueron requisados en forma violenta, con pedido de documentación incluida.
“Así que vos sos Rima, ¿vos te hacés el banana, no? ¿Vos sos el que se escapa?", le dijeron los efectivos. Luego de identificarse ante la autoridad, el deportista fue agredido con golpes de puños, patadas y culatazos. Después fue cargado y lo arrojaron cerca de la cancha de fútbol 5 denominada "Maracaná".
El compañero de Rima también precisó las circunstancias del incidente y afirmó haber sido golpeado por los cuatro policías, aunque en menor medida. El fue quien trasladó a su amigo inconsciente hasta la casa de su hermana que vive a pocos metros del mencionado gimnasio.

UNO IDENTIFICADO
Ante el funcionario fiscal, el amigo del futbolista de 25 años no se guardó nada e indicó el nombre y apellido de uno de los policías golpeadores, comentó Patricia Soto a El Patagónico. También el testigo pudo brindar sus características físicas.
Por su parte, un médico forense se encargó de constatar las lesiones sufridas por Rima en rostro y cuerpo, las cuales estaban certificadas por los médicos que atendieron al jugador de futsal.
Su madre adelantó que ya fueron asesorados por abogados de la Defensa Pública y resta hoy tramitar un habeas corpus (instrumento judicial) para brindar protección a los dos denunciantes y que no vuelvan a ser hostigados ni golpeados por policías.
Hay que recordar que hace un año Rima fue golpeado y que no es la primera vez que sufre agresiones de uniformados. Tras radicar la denuncia, Patricia Rima señaló: me quedo con mi conciencia tranquila y tengo el apoyo de toda mi familia. Espero que esto se termine, sino los hago responsables (a los policías denunciados)”.
La madre de Matías volvió a subrayar que: “no quiero que nadie más pase por esto; es muy feo enfrentarse a esa imagen con tu hijo desfigurado y en peligro en el hospital".
En forma paralela el área de Asuntos Internos de la Policía del Chubut inició una investigación para deslindar responsabilidades.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico