Matías Rodríguez logró una victoria muy pensada y esperada en la TRV6

Al comando de un Mitsubishi se quedó con el triunfo en una prueba que duró 60 minutos más una vuelta. El podio lo completaron Franco Girolami, con la misma marca, y Ricardo Risatti (Mercedes Benz).

El Top Race pasó por Concordia donde disputó la séptima fecha del Campeonato 2017 con una excelente competencia que duró 60 minutos más una vuelta de carrera que exigió al máximo a los equipos y principalmente a los ingenieros que debieron agudizar los números para desarrollar un planteo exacto en el consumo de combustible y el ingreso en el momento justo para recargar.
En el inicio del domingo la prueba de tanques lleno fue fundamental para considerar diferentes factores determinantes para sellar la estrategia. Mauro Giallombardo volvió a quedarse con el mejor tiempo y se mostraba como el hombre a batir en la final de ayer.
Lamentablemente una mala largada del piloto del Lincoln Sport Group condicionó su carrera ya que debió ingresar a los boxes para penalizar y eso cambió el destino de la final.
La largada tuvo una inesperada situación cuando el auto de Fabián Flaqué sacó su auto de la grilla producto de un desperfecto mecánico lo que frustró la primera largada.
Producto de la sanción a Giallombardo, la primera colocación la heredó Matías Rodríguez quién inmediatamente se mostró firme y competitivo, inyectando un ritmo de vuelta rápido. Esto le sirvió empezar a construir un triunfo tan buscado luego de las frustraciones del pasado.
Hasta ese momento Matías Rodríguez había tenido una gran largada manteniéndose en la segunda posición peleando con Mariano Altuna que viajaba en la tercera posición. Giallombardo hizo una diferencia que no fue suficiente cuando cumplió la penalización.
Atrás Risatti peleaba con Franco Girolami dentro del grupo de los diez del clasificador y poco a poco se empezaban a estabilizar las diferencias.
Rossi junto a Ponce de León se encontraron en pista y le sirvió al equipo Toyota para avanzar en pista juntos.
La competencia llegó al momento en que la mayoría de los pilotos debían ingresar a los boxes y después de Diego azar que fue el primero empezaron a transitar por la calle de boxes la mayoría de los autos. Altuna fue en búsqueda de combustible cargando un solo bidón para ganar tiempo y según los cálculos hechos por los ingenieros del equipo.
Detrás de Altuna entró Franco Girolami a quién se le cargó dos bidones. Esto dejó a Rodríguez con una gran diferencia a su favor que además se acrecentó con el ritmo que impuso el piloto de San Isidro.
En el momento del ingreso del puntero el equipo de Gabriel Furlán pensó una estrategia arriesgada con la carga de dos bidones de combustible por auto. Rodríguez esperó en boxes para que su equipo cargue la totalidad de los dos bidones y salió a pista cuando Altuna, que hasta ese momento era segundo pasaba por la recta principal y heredaba la primera colocación dejando a Rodríguez detrás a más de 4 segundos.
A partir de ese momento la carrera tomó otro rumbo. Altuna estabilizó el ritmo y poco a poco Matías con su Mitsubishi se fue acercando recortando la diferencia vuelta tras vuelta a razón de medio segundo por giro.
Girolami desde la tercera colocación pudo afirmarse en esa ubicación lejos de la punta pero sin el acoso de Gabriel Ponce de León quién había dado cuenta de su compañero de equipo Matías Rossi.
Pero faltando algunos pocos minutos para la bandera a cuadros llegó una inesperada situación. Martín Ponte entró en trompo en la última curva quedando muy mal ubicado en la leca. Esto puso en riesgo la continuidad de la competencia. Las autoridades decidieron no meter el auto de seguridad sacando rápidamente la unidad del entrerriano de ese sector sin la necesidad de neutralizar la carrera.
Inmediatamente después de eso la sorpresa invadió el equipo SDE Competición cuando Mariano Altuna aviso al box que se quedaba sn combustible ingresando en búsqueda de una recarga.
Un gran golpe de escena en la competencia. Rodríguez heredaba la punta de la competencia con Franco Girolami en la segunda colocación confirmando el 1-2 del equipo 3M Mitsubishi Racing y con Ricardo Risatti en la tercera ubicación que se definió en la línea de sentencia ya que el auto del cordobés se quedó sin combustible y perdió la segunda colocación con la bandera a cuadros encima.
El equipo 3M Mitsubishi Racing logró revertir una mala racha que tuvo desde el inicio de la temporada. Con competencias donde sus pilotos ganando debieron abandonar por problemas mecánicos. Hoy el automovilismo le dio revancha y con suma contundencia el equipo se llevó los dos primeros puesto.

PANORAMA - 34 VUELTAS

1° Matías Rodríguez Mitsubishi 1:01:53.1
2° Franco Girolami Mitsubishi a 8,643
3° Ricardo Risatti Mercedes Benz a 13,483
4° Gabriel Ponce De León Toyota a 22,309
5° Matías Rossi Toyota a 23,547
6° Diego Azar Mercedes Benz a 35,110
7° Mauro Giallombardo Ford a 35,898
8° Guillermo Ortelli Chevrolet a 38,614
9° Juan De Benedictis Fiat a 38,664
10° Oscar Conta Mercedes Benz a 40,557

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico