Mató de un tiro a su primo en presencia de un amigo

El drama familiar tuvo como víctima a Matías Ezequiel Suárez, de 26 años, quien hace poco había aceptado un retiro voluntario de la empresa petrolera en la que trabajaba. Estaba en la vereda de su casa junto a un amigo y un primo quien es el sospechoso de haberle asestado un disparo en el rostro que le ingresó por el maxilar izquierdo. Ambos mantenían diferencias en los últimos meses y existe una denuncia asentada ante la policía. El presunto autor fue identificado como Joaquín Suárez, quien anoche continuaba prófugo. Se trata del noveno homicidio ocurrido en lo que va de este año en Comodoro Rivadavia.

Los habitantes de la calle Pasteur, ubicada entre las avenidas Polonia y 10 de Noviembre, anoche no salían de su asombro a medida que se enteraban del fatal incidente que involucró a los primos Suárez. Es que ambos se criaron desde chicos en ese sector del barrio San Cayetano y hasta hace poco tiempo se los solía ver juntos.
Hay vecinos que fueron testigos del ataque armado debido a que se produjo ayer en plena tarde, horario en que muchos padres se dirigían a las escuelas de ese barrio para ir a retirar a sus hijos.
Eran poco antes de las 17 cuando Matías Ezequiel Suárez salió a la vereda de su domicilio. Su único hijo, de 5 años, quedó adentro de la casa. Matías se encontró con un amigo para dirigirse a un kiosco. El joven se desempeñaba en la empresa petrolera Burgwardt, pero hace poco tiempo había aceptado un retiro voluntario y estaba desocupado.
Matías estaba en pareja y residía en la casa trasera del inmueble familiar. Su hermano menor, Elías Suárez, dormía la siesta en el momento del ataque y su padre estaba en el interior de la vivienda. Estos escucharon un estampido que retumbó en la cuadra y al salir encontraron al joven con el rostro ensangrentado sobre la vereda.
Al mismo tiempo alcanzaron a identificar al sospechoso de la agresión que huyó a bordo de un Peugeot 206 de color blanco, perteneciente a su madre. El presunto homicida reside enfrente a la casa de la víctima.

TRASLADO Y MUERTE

El padre de la víctima y su hermano lo cargaron malherido en el asiento trasero de un Ford Focus y los trasladaron hasta la guardia del Hospital Regional. En el camino dieron aviso a la policía de la Seccional Tercera que llevaban a un herido de bala y que había sido atacado en el barrio San Cayetano.
Ingresó al centro asistencial en gravísimo estado de salud. Su hermano que tenía bañada en sangre sus prendas de vestir relató a El Patagónico que Matías había recibido un disparo en el rostro y aseguró que el autor había sido su propio primo al que identificó como Joaquín Suarez.
En esos momentos llegó a la guardia médica la madre de la víctima, Alejandra, quien desesperada quiso ver a su hijo que estaba siendo atendido por los médicos. A todo esto los policías presentes tomaron los datos de rigor a las familiares del herido y los derivaron a la Seccional Sexta que tiene jurisdicción en el barrio San Cayetano donde se produjo el ataque.
Minutos después se conocería que Matías había fallecido producto de las graves heridas que sufrió en la cabeza. Si bien resta conocer el informe de la autopsia, el disparo habría ingresado por el rostro a la altura del maxilar izquierdo. El joven además perdió abundante sangre en el trayecto, pese sus familiares lo trasladaron al centro asistencial lo más rápido que pudieron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico