May asume como primera ministra y nombra canciller al líder del "Brexit", Boris Johnson

La ex ministra del Interior, quien había apoyado la permanencia del país en la UE, buscó atajar las divisiones en su partido causadas por el referéndum nombrando a Johnson, principal impulsor del "Brexit", como su ministro de Relaciones Exteriores.

La líder conservadora Theresa May asumió ayer como primera ministra británica con el desafío de tener que implementar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), y en una sorpresiva decisión nombró al ex alcalde londinense y abanderado del Brexit, Boris Johnson, como su canciller.
May, de 59 años, toma las riendas del país luego de que David Cameron renunciara como líder del Partido Conservador y como jefe de gobierno tras el triunfo del Brexit en el referéndum del 23 de junio pasado, que desató tres semanas de intensa agitación política y enorme volatilidad en los mercados financieros.
La ex ministra del Interior -la segunda mujer en llegar a primera ministra del Reino Unido-, quien había apoyado la permanencia del país en la UE, buscó atajar las divisiones en su partido causadas por el referéndum nombrando a Johnson, principal impulsor del Brexit, como su ministro de Relaciones Exteriores.
La decisión, sin embargo, podría causar controversia, ya que el excéntrico ex alcalde no sólo condujo a la victoria a la campaña en favor del Brexit, enfrentándose así a muchos líderes europeos, sino que además desilusionó a muchos de sus partidarios al retirarse a último momento de la carrera para suceder a Cameron.
En otro nombramiento clave, May designó al ex canciller Philip Hammond como su nuevo ministro de Finanzas, con el reto de calmar los temores a las consecuencias económicas que el Reino Unido se arriesga a padecer al abandonar la UE, el principal mercado para los productos británicos.
En tanto, el ex ministro europeo y actual diputado conservador Davis Davis, otro impulsor de la ruptura con la UE, fue nombrado ministro encargado de implementar el Brexit y por lo tanto de llevar adelante las negociaciones con el bloque comunitario para la desconexión de Londres, que se anticipan difíciles y tensas.
En su primer discurso como premier, May prometió trabajar por el bienestar y la unión de los británicos y construir una "mejor Gran Bretaña" con un rol "audaz, nuevo y positivo" fuera de la UE, ratificando su intención de salir del bloque, en lo que ya había insistido esta semana diciendo que "Brexit significa Brexit".
"El Reino Unido debe ser una unión de todos sus ciudadanos", dijo May en un discurso en la puerta de la residencia oficial del primer ministro, en el número 10 de Downing Street, poco después de ser nombrada jefa de gobierno por la reina Isabel II durante un breve encuentro en el Palacio de Buckingham.
La primera ministra se comprometió a crear un Reino Unido que funcione para todos, no sólo los "privilegiados", y dijo que reforzar los lazos de unión entre los países que lo conforman requerirá pelear contra las injusticias que sufren los pobres, las minorías raciales y las mujeres.
El llamado de May a la unión de los británicos buscó atajar las tensiones internas que el referéndum desató en el Reino Unido, donde tanto el gobierno de Escocia como sectores nacionalistas de Gales e Irlanda del Norte han amenazado con romper con Londres para poder continuar dentro del bloque europeo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico