Mayweather y McGregor disputan un combate singular de boxeo

El estadounidense Floyd Mayweather, ex campeón mundial en cinco categorías diferentes, y el luchador de UFC (artes marciales mixtas), el irlandés Connor McGregor, protagonizarán esta noche en Las Vegas un singular combate de boxeo, donde solo estará en juego un lujoso cinturón llamado "Monney Belt" instituido por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB).
El combate se llevará a cabo en el T-Mobile Arena de Las Vegas, donde no estará en juego ninguna corona, se disputará dentro de la división superwelter (69,850 kilos) y será la primera pelea que efectuará McGregor como boxeador, dado que se desempeña en la UFC (artes marciales mixtas).
El choque será arbitrado por el local Robert Byrd, y el jurado estará integrado por Burt Clement y Dave Moretti (Estados Unidos) y Guido Cavallieri (Italia), autoridades designadas por la Comisión Atlética del Estado de Nevada, que dio el visto bueno para que esta "atípica" pelea de boxeo se dispute con las reglas que rigen el boxeo.
El presidente del Consejo Mundial, el mexicano Mauricio Sulaimán instituyó un cinturón (cuero de cocodrilo) denominado "Monney Belt" (cinto millonario), una joya de 1,5 kilo de oro; 3.360 diamantes; 600 zafiros y 160 esmeraldas.
Mayweather, quien efectuó su última pelea el 12 de septiembre de 2015, cuando derrotó al haitiano André Berto, se muestra como favorito absoluto para quedarse con el triunfo, ante un rival que solo se desempeñó como peleador de UFC, donde está invicto pero nunca cruzó guantes, tanto como boxeador amateur como profesional.
McGregor, nacido en Dublin, de 29 años, es actual campeón de la categoría ligero de UFC, y también ostentó el cinturón pluma, y cuenta con un récord de 21 combates ganados (13 ko) y tres derrotas. Pero en boxeo, su récord es nulo.
Pero en este especial cruce en un cuadrilátero, el extrovertido boxeador oriundo de Grand Rapids, Michigan, de 40 años, tiene asegurado de antemano para su cuenta bancaria unos 300.000.000 de dólares, en una pelea a la que rondan millones de dólares.
Según los organizadores, el combate podría recaudar por el sistema televisivo PPV (pague para ver) -sólo en Estados Unidos- unos 500 millones de la moneda norteamericana por la venta de 5.000.000 de abonos, que tendrán un costo de casi 100 dólares.
Los organizadores aseguran que si logran vender los 5.000.000 de abonos, batirán el récord de ingresos del sistema PPV, que aún lo ostenta la pelea entre Mayweather ante el filipino Manny Pacquiao, el 2 de mayo de 2015 en el MGM Grand Arena de Las Vegas, con una venta de 4.600.000 abonos.
La pelea también será vista por millones de personas más en todo el mundo. Y los promotores dicen que estará disponible en línea o en pantallas de televisión para más de 1.000 millones de hogares en 200 países, mientras que en Argentina los abonados al sistema de cable deben tener contratado el canal Fox Premium para poder verla.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico