Mazzilli: "ojalá podamos ser como la Generación Dorada del básquet"

El volante de Los Leones aseguró que "lo que vimos acá genera una conmoción entre la gente", resalto.

Agustín Mazzilli, uno de los integrantes del seleccionado argentino de hockey sobre césped de varones que el jueves alcanzó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, se esperanzó con la posibilidad de que a los componentes de esta camada se los identifique como a la Generación Dorada del básquetbol.
"Ojalá podamos ser como la Generación Dorada del básquetbol, lo que vimos acá generan una conmoción entre la gente", resaltó el volante que durante la víspera convirtió el último gol en el 4-2 de la Argentina sobre Bélgica, en el final de la competencia olímpica.
Oriundo de la ciudad bonaerense de Lanús, Mazzilli (27 años) marcó en el minuto final del partido el gol que aseguró la victoria, el título y la medalla dorada.
"Por la cabeza se me pasó de todo. Pero lo que verdaderamente me gustó es que la jugada haya sido armada por mi gran amigo, Manuel Brunet", dijo Mazzilli, en la Villa Olímpica de los atletas, en la zona de Barra.
"La foto de la tarde con la que me quedo es la de cuando me senté en el arco, tras haber convertido, abrazado con 'Manu'", resaltó el jugador que seguirá su carrera en el Oranje Rood, de Holanda.
Mazzilli es uno de los componentes que sobrevive de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde la Argentina fue décima.
Pero el "Pájaro" también fue integrante del equipo de Carlos Retegui que se clasificó tercero en el Mundial de La Haya (2014), dos años después.
"Ojalá todo esto sirva de plataforma para el despegue del hockey masculino en la Argentina. Me parece que el deporte necesita más de estos logros", expresó.
Mazzilli reveló: "Recién en un tiempo podremos dimensionar los alcances de esta conquista. Por ahora tenemos los recuerdos muy recientes y no pensamos demasiado en el futuro".
El jugador que se formó en el club Lomas y también había logrado la medalla de oro en los Panamericanos Guadalajara 2011 resaltó que "el sacrificio que hicimos se vio recompensado".
"Después de la final me duele todo el cuerpo. Pero es uno de esos días en que este dolor es saciado por el corazón", dijo Mazzilli.
El mediocampista, quien arrancó en la final con Bélgica como titular ante la ausencia del lesionado Matías Paredes, consideró: "Nos dimos cuenta de que el equipo podía llegar hasta el final a medida que avanzaba en el torneo".
"Nos fuimos sintiendo con confianza porque verdaderamente jugamos muy bien. No en vano le ganamos a Alemania, bicampeón olímpico, por tres goles de diferencia en una semifinal", consignó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico