"Me ensuciaban constantemente como madre y como persona"

"Una vez mi hija me contó que estaba bailando para juntar plata para su papá. No le entendía bien qué quería decir y comencé a indagar y veo en el Facebook que estaban juntando plata para recuperar a la nena secuestrada. La nena también estaba bailando. Lo hacían ensuciándome constantemente como madre y como persona", relató Nadia Kesen en un pasaje de su declaración de ayer ante el tribunal del juicio.
"En febrero mi hija me pidió por favor que yo hable con Carolina (Gayá) porque le ponía crema en la vagina y a ella no le gustaba. Le decía que no le ponga y Carolina le respondía que como su mamá no lo hacía, lo tenía que hacer ella para cuidarla. Lo llamé al padre y me dijo que la nena se lo pedía a Carolina que se lo hiciera. Ahí decidí cortar la relación porque mi hija estaba siendo afectada psicológicamente y el padre no la protegía y como madre tomé la decisión de que Carolina dejara de ver a la nena, no al padre. Le dije que si quería, que fuera a mi domicilio a verla o la plaza", afirmó.
En forma paralela la nena iba al psicólogo por el viaje que harían a España. "La psicóloga me dijo que me tenía que poner firme como mamá porque no estaba bien lo que estaba pasando. El (Domingo Expósito Moreno) consideraba que Carolina tenía el mismo derecho a ver a la nena porque era su familia y él no la veía porque él no la quería ver", sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico