Médico responde a acusaciones de directivos del hospital de Deseado

El médico traumatólogo Julio Amicone, que prestaba servicios en el Hospital Distrital de Puerto Deseado, denunció falta de recursos y negligencia en atención a pacientes, entre otras irregularidades. Detalló las falencias que padece el nosocomio al cual llegó este año para desempeñarse y les respondió a los directivos Gustavo Mirón y Laura Beveraggi, quienes lo tildaron de "médico golondrina".

Caleta Olivia (agencia)
El médico Julio Amicone emitió una extensa carta abierta en la que señala que "con respecto a la explicación que dio Beveraggi diciendo que es muy difícil asegurar a alguien en una charla que va a tener tantos pacientes y cirugías porque es imposible saber quién se nos va a lesionar, ante lo que Mirón refiere 'yo no puedo salir a romper las piernas a las personas para que él esté contento', debo decir que esa respuesta es vulgar, ordinaria y carece de contenido médico. Aclaro que una de las funciones que tiene un directivo es conocer las estadísticas de cada servicio; eso implica saber el número de pacientes atendidos, las patologías más frecuentes, las cirugías realizadas".
Amicone indica que "otra mentira de Mirón es cuando dice que yo, al ver el funcionamiento del Hospital de Las Heras, solicito el pase a dicho nosocomio y me trata de 'médico golondrina'. Quiero aclarar que a diferencia del Dr. Mirón, todo lo que digo lo avalan las notas recibidas por él mismo y presentadas por mesa de entrada del Ministerio de Salud el 14 de octubre de 2015, donde solicito el pase a otro Hospital, no a Las Heras".
Al enterarse de su situación y de la posibilidad de que tuviera que abandonar la provincia por falta de respuesta por parte del Ministerio, "el equipo de traumatología de Las Heras me solicita mediante una nota el día 3 de noviembre de 2015. También se olvidó de comentar en la radio que el viernes 13 de noviembre a las 22 horas me llamó a mi celular y me insultó por haber expuesto las irregularidades del Hospital en mi carta abierta y me amenazó con no autorizar mi pase a otro Hospital".

"¿ESTARA EL
NEGOCIO EN DERIVAR?"
Más adelante, el médico denunciante se pregunta: "¿El Dr. Mirón ya se olvidó del Dr. Jorge Miño, terapista del Hospital que le solicitó el pase a Caleta Olivia por falta de insumos y de profesionales competentes para la terapia, y para ocultar las irregularidades de la misma se lo negaron, obligando al profesional a que renuncie por no tener los elementos necesarios para trabajar? Hoy maneja la terapia del Hospital Distrital de Puerto Deseado un cardiólogo de guardia pasiva".
Amicone dice que Mirón "omitió contar también que el Hospital cuenta con un mamógrafo instalado que no se usa, un seriógrafo que tampoco se usa. Además hay un ecógrafo y no se realizan ecografías musculoesqueléticas; no se informan las radiografías; hay un tomógrafo hace meses y está muy lejos de ser instalado, pero sí es una prioridad pedir otra ambulancia para seguir derivando. ¿No estará el negocio en derivar?"
En el Hospital de Deseado "se realizan cirugías estéticas por profesionales que no están habilitados para dicha especialidad y alteran los diagnósticos en las historias clínicas para poder facturar.
Le comento que también hay profesionales que cobran por la jefatura de varios servicios y que la mayoría de los médicos no cumple con el régimen full time. De esta forma no se puede cumplir con la carga horaria de los consultorios y obligan a la gente a tener que ir a las 4 a solicitar un turno todos los días. ¡Una vergüenza y una falta de respeto a los pacientes!".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico