Medidas contra el Zika para quienes viajen a Juegos Olímpicos

La Organización Mundial de la Salud advierte a quienes vuelvan de zonas con circulación local del virus del Zika que no donen sangre durante un mes luego de sus regresos y hace especial hincapié en las medidas que deben tomar las mujeres embarazadas y en edad reproductiva.

Con motivo de los Juegos Olímpicos 2016 que se celebran en la ciudad brasileña de Río de Janeiro hasta el 21 de agosto, se solicita a que quienes viajen a zonas con transmisión activa del virus de Zika tomar los recaudos necesarios para prevenir contraer la enfermedad causada por la picadura del mosquito infectado del género Aedes aegypti.
En este marco, la OMS recomienda que quienes vuelvan de Brasil no realicen donaciones de sangre por un período de al menos cuatro semanas después de su partida de esa zona.
Por otro lado, se requiere especialmente a las mujeres embarazadas y en edad reproductiva que consideren y consulten con su médico el riesgo de viajar a los lugares con circulación del virus de Zika, teniendo en cuenta el aumento paralelo de casos de esa enfermedad y de microcefalia en bebés recién nacidos.

Diversos estudios validados por la OMS han comprobado el riesgo de malformaciones congénitas en los fetos si la madre contrae la infección durante el primer o segundo trimestre de la gestación. Aunque la infección materna por el virus de Zika puede pasar desapercibida debido a que muchas personas no presentan síntomas, y si bien estos últimos pueden ser leves cuando aparecen durante el embarazo, ha quedado demostrada la relación existente entre el creciente número de casos de Zika con el aumento de casos de microcefalia congénita, síndrome de Guillan-Barré y otras complicaciones neurológicas en las zonas donde se han registrado los brotes.
El Zika no sólo es transmitido mediante la picadura del mosquito infectado del género Aedes y de madre a hijo; también puede ser transmitido a través de las relaciones sexuales, con lo cual se recomienda el uso de preservativo durante el acto sexual o directamente abstenerse de tener relaciones sexuales durante la estadía en Brasil u otras áreas con circulación local del zika, y hasta ocho semanas después de haber regresado al país. Se ha encontrado el virus en la sangre, la orina, el líquido amniótico, el semen, la saliva y el líquido que baña el encéfalo y la médula espinal.
En líneas más generales, se recomienda a las personas que se trasladen a zonas con presencia de dengue, Zika y Chikungunya usar ropa de colores claros que cubra la mayor parte del cuerpo posible durante el día mientras desarrollan actividades al aire libre; usar repelente sobre la piel expuesta y la ropa —renovando su aplicación cada tres horas—; y evitar, en la medida de lo posible, exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, que son las horas de mayor actividad del mosquito.
Por otro lado, si las personas que decidan viajar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro lo hacen con chicos, se recomienda proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul cuando se está al aire libre y asegurarse que permitan una correcta ventilación, ya que en los bebés menores de dos meses no se recomienda utilizar repelentes.
Con respecto a los cuidados en niños mayores de dos meses, si bien se pueden usar repelentes, estos deben tener concentraciones de 10% de DEET, información que se encuentra señalada en las etiquetas de los productos.
Si durante las dos semanas posteriores al viaje se presentan síntomas como fiebre; dolor de cabeza, especialmente en la zona de los ojos; dolores musculares o articulares; manchas en la piel; náuseas y vómitos, la consulta al médico debe ser inmediata. Además, es importante no automedicarse con aspirinas, ibuprofeno o medicamentos inyectables, ya que pueden empeorar el cuadro.
En caso de haber contraído Dengue, Zika o Chikungunya, la persona debe permanecer aislada, hidratarse, guardar reposo y usar repelente cada tres o cuatro horas para que los mosquitos no la piquen y evitar así la propagación de la enfermedad.
Si entre los cinco a siete días posteriores de presentar los síntomas antes mencionados y de haber consultado al médico se presenta nuevamente fiebre u otros signos de alerta como dolor abdominal intenso o sostenido; vómitos abundantes y frecuentes; aparición de puntos rojos en la piel; sangrado por la nariz o encías; dificultad para respirar; piel fría y pálida; somnolencia o irritabilidad; y/o desmayo concurrir otra vez de manera urgente al médico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico