Medio centenar de personas ayer volvieron a gritar Ni Una Menos

La concentración se realizó a las 16 en la plaza de la Escuela 83 para luego marchar por el centro hasta llegar al Hospital Regional, donde en el área de salud mental se encuentra internado Mario Díaz, el imputado de haber asesinado a su novia a martillazos. "Volvemos a marchar porque si dejamos que a este asesino lo hagan pasar por loco, en poco tiempo vamos a tener más casos de este tipo", advirtieron las manifestantes.

El asesinato de Valeria Palma a manos de su pareja Mario Díaz, ocurrido hace ocho días en el barrio Máximo Abásolo, desató la indignación de numerosos ciudadanos comodorenses que se mostraron preocupados por el aumento en los casos de femicidios y violencia de género.
En consecuencia, un grupo de mujeres conformó la organización "Ni una Menos Power" para impulsar una marcha para pedir justicia y defender a sus congéneres.
Así fue que el lunes se concretó la primera marcha ante el homicidio de Palma.
Con el correr de los días las integrantes de la organización coincidieron en que había que realizar una nueva movilización para comunicarle a la sociedad: "no se marcha solamente cuando matan una mujer sino que el reclamo se hace todos los días".
La convocatoria se realizó ayer, a las 16, en la plaza de la Escuela 83 donde las pancartas y las banderas se repetían en el espacio público. "Argentina sigue llorando mujeres y el Poncio Pilato de la justicia se sigue lavando las manos", rezaba una de las pancartas.
"Basta de justificar asesinos que se hacen pasar por locos. Tienen que estar presos: cadena perpetua", se leía en otra.
También se pidió por el caso de Analía González, una joven que denunció violencia y amenazas por parte de su ex pareja. "La policía dice que tiene que respetar un protocolo y lo primero que te pregunta es si tenés dónde irte porque ellos no pueden hacer nada. Están esperando que un día la maten. ¿No pueden darle una solución?", manifestó Paola Porstendoeerfef, una de las referentes de este grupo.
La marcha comenzó a las 17:30 por San Martín para continuar hasta Güemes donde se realizó la primera parada para reclamar por una mejor atención en las comisarías de esta ciudad. "El primer signo de violencia aparece en las comisarías donde siempre parece que vos sos la mala de la película. Además, las comisarías de la mujer no son suficientes porque están muy lejos de muchas de nosotros", destacó Porstendoeerfef.
El recorrido continuó por Rivadavia hasta Belgrano para seguir por Hipólito Yrigoyen y terminar en el Hospital Regional donde se pidió que Mario Díaz vuelva a estar detenido en un centro de reclusión y no internado en el área de salud mental.
"Volvemos a marchar porque si dejamos que a este asesino lo hagan pasar por loco, en poco tiempo vamos a tener más casos de este tipo", advirtieron las organizadoras.
"Continuaremos impulsando marchas porque no queremos que la gente piense que salimos cuando pasa algo. Esto es una lucha de todos los días pero ahora no podemos dejar que esta persona (Díaz) continúe con este privilegio porque hoy es él, mañana pueden ser unos cuantos más", subrayaron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico