Mejoran el piso de Ganancias, pero no hay un diferencial para la Patagonia

De acuerdo al anuncio efectuado ayer a la mañana por el presidente Mauricio Macri y a la ampliación de detalles brindada durante la tarde por el titular de la AFIP, Alberto Abad, quedarán alcanzados por el gravamen en el caso de los solteros aquellos trabajadores en relación de dependencia con sueldos de bolsillo superiores a los $18.880, incluida en esa fracción mensual una proporción de descuento del gravamen por aguinaldo y de $25.000 para los casados con esposa y dos hijos a cargo, también incluida una proporción de descuento del impuesto que corresponde al sueldo anual complementario. Sin embargo, no se especificó todavía si los contribuyentes de la Patagonia mantendrán un beneficio diferencial del 30% en las deducciones respecto a los del resto del país, como sucedía desde agosto de 2013.

El anuncio de elevación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias a 30 mil pesos brutos -caso de un trabajador con esposa y dos hijos a cargo- significa que unos 180 mil empleados en todo el país quedarán exentos del gravamen. La medida duplica el anterior techo -de 15 mil brutos de exención establecida en 2012- pero eliminaría el diferencial de 30% en las deducciones que existía para los trabajadores de la Patagonia, la zona del país que más quejas tiene con el impuesto y desde donde se sigue reclamando que el ítem Zona Desfavorable de los haberes no tribute.
Con los cambios aplicados, un casado que tenga su cónyuge a cargo -es decir que esta no perciba un sueldo- y dos hijos menores de edad o en edad escolar, comenzará a pagar el tributo a partir de un haber mensual de bolsillo de $27.083,33 sin incluir en esa cuenta la proporción correspondiente al sueldo anual complementario o de 25.000 si se incluye en la cuenta la percepción del aguinaldo dividida por doce. La suma anual del salario de bolsillo exenta del gravamen es de $325.000 en este caso.
Entre los solteros sin hijos a cargo, en tanto, desde ahora están alcanzados por el Impuesto a las Ganancias aquellos con sueldos mensuales de $20.453,66 de bolsillo sin contar la proporción del gravamen por aguinaldo o de 18.880 por mes incluido el descuento del gravamen por el aguinaldo –siempre dividido por doce-. Sueldo de bolsillo o neto implica luego del descuento de Jubilación y Obra Social, entre otras deducciones. La suma anual del salario de bolsillo exenta del gravamen en los solteros es de $245.444.

IMPACTO
"No deja de ser bueno mientras se pueda ayudar a una gran franja de trabajadores. No satisface el ciento por ciento, pero deja abierta la posibilidad para que lo podamos retocar y mejorar en paritarias", consideró el sindicalista Jorge Ávila, referente de los Petroleros Privados Chubut, que estuvo ayer en Buenos Aires durante el anuncio efectuado por el Presidente en Casa Rosada.
El dirigente petrolero detalló que la suba del mínimo no imponible beneficiará en Chubut a unos 1.000 trabajadores de la actividad, tanto del gremio de privados como de jerárquicos que quedarán exceptuados de pagar Ganancias. Mientras el resto, en distintos porcentajes verán reducido el valor que tributan.
"Saca a un motón de trabajadores de las ganancias", manifestó el referente del gremio que más quejas ha presentado sobre el impuesto. Incluso los petroleros cuentan con una ley especial de 2006 para deducir ítems como viandas y horas de viaje.
Mientras, el ministro de Educación de Chubut, Fernando Menchi, señaló que el nuevo tope de exención repercute para Chubut en forma significativa para el sector docente, ya que "al menos el 25% de los docentes paga este impuesto".
"Hay docentes que no toman más de un turno o más horas, no porque no dispongan del tiempo o la posibilidad de hacerlo, sino porque pagarían el impuesto. Creo que esto es una muy buena noticia para todos, tiene que ser entendida en el marco de esta negociación paritaria", expresó.
Mientras, el secretario general del Asociación de Personal Jerárquico (APJ) Municipal de esta ciudad, Alfredo Prior, se manifestó disconforme con la modificación tras sostener que lo que realmente se espera es que modifique la escala en la ley que regula este gravamen, porque "en la medida en que se modifique únicamente el mínimo no imponible, es pan para hoy y hambre para mañana".
Además, recordó que este tipo de modificaciones superficiales no contemplan la zona patagónica.
"En marzo seguramente habrá paritarias. Cada gremio discutirá una pauta importante y será absorbido con este decreto. La verdad es que son más cuestiones políticas que cuestiones de fondo", concluyó.
Desde el Sindicato de Camioneros Chubut, Jorge Taboada, valoró la "intención" del gobierno de Mauricio Macri. "No es lo mejor, pero sí va corriendo políticas absolutamente erróneas", dijo.
El secretario general del Centro de Empleados de Comercio de Comodoro Rivadavia, Osvaldo González, también cuestionó que estos anuncios no contemplen la zona patagónica porque al no hacerlo "estamos en igual de condiciones como en Buenos Aires. Dentro del tope deberían tocar el tema de la zona".
De igual manera, manifestó que el tope debería estar "mucho más arriba" dado los salarios que se cobran en algunas regiones, como en Comodoro Rivadavia que supera este monto. "El impuesto a las ganancias con un tope de 30 mil pesos (brutos) me parece que es poco".
Jorge Uliarte, secretario general de Asociación de Trabajadores Bancarios indicó: "acá lo que hay que ver es la cuestión de fondo; o sea esto va a ser un aliciente para la categoría más baja pero no para el conjunto en general".
Dijo que alrededor del 85 por ciento de los trabajadores bancarios de la Patagonia están afectados por el pago de ganancias y con este anuncio, "bajaría al 70 por ciento, pero nosotros estamos ahora tratando el tema de paritarias y aumentaría nuevamente al 85 por ciento, por lo que quedaría de la misma manera en un par de meses", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico