Merino Restó se presenta como un nuevo lugar para disfrutar de la gastronomía

El jueves Merino restobar abrirá sus puertas en el barrio Industrial, donde llegó para darle al sector y a la ciudad una interesante y sabrosa posibilidad para almorzar, merendar, cenar o tomar un trago a media tarde. En un ambiente acogedor y cómodo, será sin dudas una de las mejores opciones para pasar buenos y nutritivos momentos.

Con meses de trabajo, una importante inversión y muy buen gusto, Merino restobar ya está listo para abrir sus puertas y recibir a sus comensales, a quienes les ofrecerá un servicio gastronómico de primer nivel a toda hora.
Eduardo, Raúl y Andrés decidieron meses atrás seguir apostando a esta ciudad y así unieron sus esfuerzos para concretar lo que en principio era un sueño y que hoy ya es una realidad: ofrecer a la gente de Comodoro y al turista un lugar acogedor donde comer bien y disfrutar de un buen plato o copa.
Graciela Linares, la encargada de Merino, recuerda que los trabajos de acondicionamiento en la ex agencia de alquiler de autos, arrancó en mayo y que no se escatimaron esfuerzos ni gastos "porque lo que se busca en el restobar es "ofrecer un lugar cómodo, para que todos puedan disfrutar de un ambiente agradable".
A la par de rediseñar y construir un nuevo espacio para que las instalaciones originales sean las adecuadas para el funcionamiento de un restobar, se comenzó a trabajar en la selección y capacitación del personal Así, desde octubre, y bajo la dirección del chef Marcelo Camblor, con el asesoramiento de su colega Miguel Véliz, se definió el estilo gastronómico y de la futura y cordial atención de los comensales.
Además del buen gusto en la decoración, en la que la comodidad está por encima del lujo sin sentido, el diseño del local es otro punto fuerte ya que, como grata novedad, se decidió que la cocina de Merino esté a la vista del cliente, pero con todos los elementos arquitectónicos que permiten que los aromas y humos de cocción no salgan de la misma.
Merino también tendrá una isla para tragos, con una barra bien provista que permitirá atender no solo a quien quiere almorzar o cenar, sino también al cliente que quiera tomar un trago, ya sea este el aperitivo de la futura comida o el motivo principal de la visita.
Respecto a la carta, Linares adelanta que la misma será variada y que, entre otras especialidades, se ofrecerán: pastas, parrilla, pescados, mariscos y otros platos que, como se dijo, se cocinarán a la vista, al gusto de todos y con el toque especial que -para algunos platos- le agregará el horno de barro.
Ya está todo listo para que Merino restobar, a partir del jueves, abra sus puertas para ofrecer, de 8 a cierre y de martes a domingo, lo mejor de la gastronomía de la región y un nuevo ambiente para que, en un lugar y en un barrio que comienza a tener otros atractivos y servicios, el comodorense y el turista puedan disfrutar de un buen momento, un buen plato, o una buena copa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico