Messi entrenó con normalidad y jugaría la final contra River

El crack argentino salió al campo de juego del estadio Nacional de Yokohama junto al plantel del club catalán y trabajó sin problemas. El brasileño Neymar también fue parte del entrenamiento.

El crack argentino Lionel Messi, aún convaleciente de un cólico renal que le impidió jugar para el Barcelona en las semifinales del Mundial de Clubes Japón 2015, el jueves pasado, entrenó este sábado con normalidad y lanzó señales positivas de cara a la final frente a RiverPlate a jugarse mañana en la ciudad de Yokohama.

Messi, de 28 años, salió al campo de juego del estadio Nacional de Yokohama junto al plantel del club catalán y entrenó con normalidad en los 15 minutos que se permitió a la prensa observar la sesión de práctica, según informaron la agencia EFE y el periódico Mundo Deportivo.

El rosarino se quedó afuera a último momento del partido del jueves último que Barcelona le ganó a Gaungzhou por 3-0 con tres goles del uruguayo Luis Suárez, y si bien el cólico que sufrió no fue grave, sí muy doloroso, le impidió descansar correctamente y entrenar junto a sus compañeros.

Si bien el Barcelona decidió mantener silencio sobre el real estado del astro argentino, trascendió que "ya expulsó la piedra y que los médicos esperan confirmar que no le quedan restos del cálculo renal por eliminar", lo que le permitirá jugar sin problemas este domingo desde las 7.30 (hora de la Argentina).

En tanto, el delantero brasileño Neymar, quien no juega desde el 8 de diciembre último a raíz de una lesión muscular, también entrenó con normalidad junto al plantel "blaugrana" y está a disposición del entrenador Luis Enrique, quien igualmente no confirmó la formación en la rueda de prensa que ofreció a los medios.

"Soy optimista en cuanto a la recuperación de Messi y Neymar, pero aún no tengo definido si jugarán", indicó el entrenador asturiano en la conferencia de prensa que ofreció el día previo al partido.
En cuanto a la final ante el equipo "Millonario", Luis Enrique destacó que será un partido difícil, pese a que su equipo llegará como amplio favorito.

"En el fútbol las sorpresas están a la orden del día. Se me hace que será una final difícil", dijo Luis Enrique. A su turno, otro de los cracks del Barcelona, el mediocampista ofensivo Andrés Iniesta, también elogió a River. "Enfrente tendremos a un buen equipo. Eso hará que estemos atentos a todas las situaciones", anticipó Iniesta, el "cerebro" del equipo catalán.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico