Messi le dio el 50% del pase a cuartos al Barcelona

De la mano del capitán de la selección argentina Lionel Messi, el Barcelona ganó 2 a 0 al Arsenal de Inglaterra de visitante y dejó casi sellada la clasificación para la siguiente ronda de la Champions League.

Lionel Messi unca había convertido goles en Londres, ni le había marcado al arquero checo Peter Cech, pero rompió ese maleficio con un doblete. El Barcelona le ganó 2-0 el encuentro de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones a Arsenal en Londres, y huele a serie liquidada.

Los locales arrancaron con la intención de robarle la tenencia al Barcelona, en lo que sería una confirmación de lo que Arsène Wenger había predecido. El DT local dijo en la previa que su equipo tendría menos la pelota, pero que deberían aprovechar los momentos con el balón e intentar manejar los tiempos del encuentro.

A los siete se vio la primera llegada local. Alexis Sánchez desbordó, tiró un centro atrás que Jordi Alba llegó a despejar tras un disparo de quien llegó de frente. Pero lo mejor se vio a los 20', cuando Arsenal metió a mucha gente en el área contraria y, tras un disparo desviado, la pelota le quedó a Alex Oxlade-Chamberlain con el arquero Ter Stegen desparramado: remató al bulto.

El Arsenal no se la hacía fácil a la primera línea del Barsa, y a la visita le costaba manejar el balón como está acostumbrado. Los ingleses salieron de contra en varias oportunidades, pero la defensa culé y la propia ineficacia le impidieron aprovecharlas. Párrafo aparte merece el cruce de Mascherano contra Chamberlain, que en una de esas salidas rápidas del conjunto londinense el argentino adivinó la corrida y se anticipó de manera magistral. Chocaron, pero no fue nada.

Pero los catalanes fueron de menos a más y las situaciones llegaron al final del primer tiempo. La primera fue a los 35' cuando Messi dibujó una buena finta (con caño incluido) y lo bajaron al borde del área. La Pulga quiso meterla por abajo y la pelota dio en la barrera. Pero las más riesgosas para el arco de Cech fueron obra del uruguayo Luis Suárez, con un cabezazo que pasó a centímetros del palo del checo.

El complemento arrancó con la misma tendencia y las llegadas para el Barsa no tardaron. A los tres minutos Neymar desperdició un mano a mano por la buena intervención de Cech. Sólo nueve minutos después, una pared entre el brasileño y Messi dentro del área fue bien cortada por la defensa local cuando el argentino ya preparaba el disparo.

Si bien la visita se afirmaba en el terreno, Arsenal no dejaba de ser peligroso con las salidas rápidas y manejo preciso cuando le tocaba tenerla. En el minuto 59 Giroud llegó a meter un frentazo que Ter Stegen despejó con una gran estirada. Un minuto antes había avisado Özil, cuando no pudo meter un centro atrás que habría llevado mucho peligro.

Pero el que metió una contra letal fue el Barcelona. El tridente MSN (Messi-Suárez-Neymar) craneó una jugada de playstation que la figura de la Selección argentina culminó de manera fenomenal. Cuando quedó mano a mano amagó con su cuerpo y de zurda la puso arriba a la salida del arquero y con un jugador local en la raya.

Minutos después, Messi iba a liquidar el encuentro y (casi) la serie. Llegó antes a una pelota dividida en el área y Flamini se lo llevó puesto: claro penal. El delantero la tiró a la derecha del arquero -que fue para el otro palo-, demostrando que el maleficio contra Cech, y en Londres, había quedado muy lejos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico