Messi llegó al gol 500 de su carrera en un momento delicado de Barcelona

El festejo no pudo estar a la altura, ya que no sirvió para que el equipo catalán corte la racha de tres derrotas consecutivas que lo dejaron afuera de la Liga de Campeones de Europa y pusieron en suspenso el desenlace del torneo doméstico. Su verdugo de ayer fue Valencia, que le ganó 2-1 y permitió que Atlético Madrid alcance al "Blaugrana" en la punta de la Liga española.

El argentino Lionel Messi convirtió ayer el gol 500 de su carrera profesional, tras cuatro partidos de sequía que coincidieron con la caída de Barcelona en la Liga de Campeones de Europa y en la Liga española, donde fue alcanzado por Atlético de Madrid.
A los 28 años y luego de 631 partidos disputados con Barcelona y el seleccionado argentino, el rosarino alcanzó la impactante cifra que lo deja en el puesto 14 de los máximos goleadores de la historia tras el gol que significó el descuento en la derrota ante Valencia por 2-1 en el estadio Camp Nou por la fecha 33 de la liga española.
Con la camiseta "blaugrana", donde juega oficialmente desde la temporada 2004-2005, Messi marcó 450 goles, mientras que los 50 restantes fueron con la albiceleste del seleccionado nacional.
El postergado gol 500 llegó luego de cuatro partidos de sequía y el festejo no pudo estar a la altura, ya que no sirvió para que Barcelona corte la racha de tres derrotas consecutivas que lo dejaron afuera de la Liga de Campeones de Europa y pusieron en suspenso el desenlace del torneo doméstico.
El lejano gol 499 había sido el pasado 29 de marzo con Argentina, de penal, en la victoria sobre Bolivia por 2-0 por las eliminatorias sudamericanas, pero luego regresó a Barcelona y la histórica marca se hizo desear.
Pasó la derrota en el clásico con Real Madrid (2-1), la victoria ante Atlético de Madrid (2-1) por la ida de los cuartos de final del certamen europeo y las caídas con Real Sociedad (1-0) y con el equipo de Diego "Cholo" Simeone (2-0) por la revancha.
Luego de 515 minutos de sequía, incluso de asistencias, el crack recibió un centro atrás de Jordi Alba y, con la cara abierta de su pie derecho, venció al arquero de Valencia, el brasileño Diego Alves, a quien justamente le había marcado 16 goles en 14 partidos.
El papá de Thiago y Mateo ni lo festejó, ya que rápidamente agarró la pelota para apurar la remontada que finalmente no llegó.
Este gol de Messi no será recordado por lo que significó, pero quedará en la historia por la cifra alcanzada.
En resumen, el argentino marcó con Barcelona 309 en la liga española, 83 en la Liga de Campeones de Europa, 30 en la Copa del Rey, 11 en la Supercopa Española, 5 en el Mundial de Clubes y 3 en la Supercopa Europea. Un total de 450 gritos en 525 partidos.
En tanto, los 50 restantes con el seleccionado argentino (en 107 encuentros) se dividen así: 27 en amistosos, 15 en eliminatorias sudamericanas, 5 en Copa del Mundo y 3 en Copa América.
El próximo paso de Messi es trepar al top 10 de máximos goleadores históricos, ya que desde el puesto 14 quedó a 2 del sueco Gunnar Nordahl, a 12 de Alfredo Di Stéfano, a 13 del brasileño Zico y a 39 del portugués Cristiano Ronaldo, el único competidor en actividad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico