Meza Evans no se presentó ayer a una audiencia judicial a la que estaba citado

En la causa se investiga el presunto delito de administración infiel contra el erario público por parte de Luis Monasterio Ortega, quien entre 2012 y 2014 habría recibido una remuneración como empleado de la planta transitoria de la Fiscalía de Estado sin que se presentara a trabajar en el lugar. Blas Meza Evans, como fiscal de Estado de Chubut durante ese período, fue denunciado por las actuales autoridades de esa Fiscalía para que se investigue su presunta responsabilidad.

El exfiscal de Estado de Chubut, Blas Meza Evans no se presentó ayer a una audiencia de apertura de la investigación a la que estaba citado. No obstante la ausencia de uno de los imputados, la jueza de garantías de Rawson, Ana Servent. autorizó que se investigue penalmente la conducta Luis Monasterio Ortega.
Es por el presunto delito de administración infiel contra el erario público en carácter de coautor por haber presuntamente recibido una remuneración total de 124.678 pesos en sueldos mientras era empleado de la planta transitoria de la Fiscalía de Estado sin que se presentara a trabajar en el lugar, en distintos periodos, entre los años 2012 a 2014.
La otra persona denunciada por las actuales autoridades de la Fiscalía de Estado es Blas Meza Evans, que en esa época ocupaba la titularidad de ese organismo provincial. Sin embargo no se presentó ayer en la Oficina Judicial de Rawson a pesar de haber sido citado mediante notificaciones en la chacra donde reside y en la Legislatura del Chubut donde presta funciones.
En la audiencia de ayer, mientras que el fiscal general Sergio Ferrín pidió se lo declare en rebeldía a Meza Evans, el querellante representante de la actual gestión en la Fiscalía de Estado, Martín Castro fue más allá y pidió la captura del mismo.
Ambas solicitudes fueron rechazadas por la jueza Servent que destacó: "en la línea ascendente de las citaciones, corresponde que ahora Meza Evans sea citado de manera personal", en referencia a que en las dos oportunidades en que fue notificado, el trámite se realizó en su chacra a través de una empleada doméstica y en la Legislatura provincial, a través de una empleada de mesa de entradas.
El fiscal general Ferrín destacó que la condición de abogado de Meza Evans, lo hace conocedor de "todos los vericuetos legales" para evitar concurrir a una audiencia, pero la jueza Servent se mantuvo en su postura de insistir con la citación aunque esta vez manera "personal".
Respecto del hecho que se investiga, el defensor oficial Nereo Morejón argumentó que según lo descripto por el Ministerio Público Fiscal, el hecho revestía más de características de una falta administrativa que de cuestiones penales. Agregó que Meza Evans designó legalmente a Monasterio Ortega, que es un caso de inasistencia laboral y que se hace innecesario poner en vigencia el Código Procesal Penal para este caso. Ferrín salió al cruce indicando que el hecho es punible, que hay abuso de una función, perjuicio contra el Estado y que en el estado larval de la investigación "existe presunción de que el delito pudo haberse cometido".
Según los hechos que ahora deberá investigar el fiscal general Osvaldo Heiber al regreso de sus vacaciones, a través de un decreto, el entonces fiscal de Estado, Meza Evans, incorporó a Monasterio Ortega a la planta transitoria de la Fiscalía de Estado para cumplir funciones administrativas. La designación comenzó a tener vigencia a partir del 28 de diciembre de 2012 y se extendió solo por tres días, hasta el 31 de diciembre de 2012. Posteriormente, a partir del 1 de enero de 2013 y hasta el 31 de diciembre de 2013 se dictó el Decreto Nº 1026/13 de fecha 2 de agosto de 2013 mediante el cual se prorrogó su incorporación a la planta transitoria por un año más.
Según la descripción coincidente del hecho que se investiga que realizaron la querella y el Ministerio Público Fiscal, "durante dos días del año 2012, todo el período lectivo del año 2013 y parte del 2014, Monasterio nunca se presentó a cumplir funciones ni horarios en la Fiscalía de Estado, dado que prestaba su débito laboral en el asilo de ancianos llamado Lugar de mis abuelos con una jornada laboral de 8 a 17 de lunes a sábados".
La exposición de Ferrín destacó también que Monasterio Ortega "percibía sus haberes como empleado del Estado provincial bajo la connivencia de su jefe interino y fiscal de Estado, Blas Meza Evans", firmante además de los decretos de designación. Agrega que ambos "incurrieron en un accionar defraudatorio hacia el Estado provincial, sumado a una falta de apego a las tareas impuestas".
El plazo de investigación será de seis meses a la vez que de dispondrá de una nueva audiencia para hacerle conocer los hechos a Meza Evans.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico