Meza Evans tenía un empleado que cobraba por no trabajar

El exfiscal de Estado, Blas Meza Evans, se presentó ayer en la Oficina Judicial de Rawson para participar de la apertura de investigación en su contra, pero el juez subrogante resolvió con el acuerdo de las partes que el acto sea presidido por la juez natural de la causa, por lo que deberá esperar que se fije una nueva fecha. Su consorte, Luis Monasterio Ortega, ya fue imputado por administración infiel contra el erario público en calidad de coautor ya que entre 2012 y 2014 cobró casi 125 mil pesos sin trabajar un solo día.

El juez subrogante, Fabio Monti, debió presidir ayer la audiencia de apertura de investigación contra el ex fiscal de Estado del Chubut, Blas Meza Evans, aunque tras acordar con las partes resolvió suspender el acto y difirió esa responsabilidad a la juez natural de la causa, Laura Servent, quien oportunamente dio por formalizada la apertura de investigación preparatoria contra el consorte del ex funcionario, Luis Monasterio Ortega. Este último fue nombrado personal de planta transitoria en el organismo entre 2012 y 2014, pero lo denunciaron por haber cobrado sin trabajar.
En la apertura de la causa contra Monasterio Ortega, Meza Evans no se presentó y por tal motivo fue citado nuevamente. Ayer aclaró que nunca intentó eludir a la Justicia, por lo que se manifestó dispuesto a recibir todas las notificaciones para someterse al proceso.
Hay que recordar que la denuncia que motivó la causa fue realizada por las actuales autoridades de la Fiscalía de Estado, representada en carácter de querellante por el abogado Martín Castro. La investigación corre por cuenta del fiscal general Osvaldo Heiber.

ADMINISTRACION INFIEL
Monasterio Ortega ya fue imputado por el delito de administración infiel contra el erario público en carácter de coautor por haber recibido una remuneración total de 124.678 pesos en sueldos mientras era empleado de la planta transitoria de la Fiscalía de Estado sin que se presente a trabajar en el lugar, en distintos periodos, entre los años 2012 a 2014.
Según la investigación preliminar que origina el pedido de apertura de investigación, Meza Evans incorporó a Monasterio Ortega a la planta transitoria de la Fiscalía de Estado para cumplir funciones administrativas. La designación comenzó a tener vigencia a partir del 28 de diciembre de 2012 y se extendió sólo por tres días, hasta el 31 de diciembre de 2012. Posteriormente, a partir del 1 de enero de 2013 y hasta el 31 de diciembre de 2013 se dictó el Decreto Nº 1026/13 de fecha 2 de agosto de 2013 mediante el cual se prorrogó su incorporación a la planta transitoria por un año más.
Según la descripción del hecho que se investiga, “durante dos días del año 2012, todo el periodo lectivo del año 2013 y parte del 2014, Monasterio nunca se presentó a cumplir funciones ni horarios en la Fiscalía de Estado, dado que prestaba su débito laboral en el asilo de ancianos llamado “Lugar de mis abuelos” con una jornada laboral de 8 a 17 de lunes a sábados.
Para los investigadores Monasterio Ortega “percibía sus haberes como empleado del Estado provincial bajo la connivencia de su jefe interino y Fiscal de Estado, BIas Meza Evans”, firmante además de los decretos de designación. Agrega que ambos “incurrieron en un accionar defraudatorio hacia el Estado provincial, sumado a una falta de apego a las tareas impuestas”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico