Mía no tiene señales de abuso

Médicos del Junín revisaron a la nena, de 5 años, y no le encontraron signos de golpes actuales ni de vieja data. Mañana el acusado, Enrique Alcaraz, de 25 años. Le encontraron ropa con manchas de sangre.

De acuerdo al comunicado de la Fiscalía general del departamento judicial de Junín, Mía Ayelen fue encontrada "en perfecto estado de salud", y recibió asistencia por parte de profesionales del área social de esa fiscalía.

En tanto, el principal acusado de los asesinatos de la madre de la nena y de un hermanito de ella, Enrique Alcaraz, fue detenido y quedó imputado por los delitos de "doble homicidio agravado y sustracción de menor", en el marco del proceso penal que lleva adelante la UIF de Morón.

Mañana, según informó C5N el carnicero será indagado por los fiscales de Morón. El joven -que solía quedarse a dormir en la casa de la mamá de Mía e incluso se iba a trabajar varias veces a la carnicería junto con la niña- llevaba consigo un cuchillo, un pasaje de Ferrobaires y dos bolsos con rompa. En una de ellas, había prendas con manchas de sangre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico