Michel Temer, más desafiante: "no renunciaré, destitúyanme si quieren"

La semana pasada la prensa informó que el empresario Joesley Batista, dueño del frigorífico JBS, formalizó una delación premiada en la que presentó una grabación donde Temer aparentemente avaló el pago de un soborno a su exaliado Eduardo Cunha.

En medio de la profunda crisis política en Brasil y ante el desaire de los partidos aliados, el presidente Michel Temer reiteró que no renunciará incluso si es acusado formalmente por el Tribunal Supremo, de acuerdo a una entrevista publicada por el diario Folha de S. Paulo.
"No renunciaré. Destitúyanme si quieren, pero si me retiro, estaría admitiendo culpa", sostuvo Temer, tras negar acusaciones de corrupción y de obstrucción a la justicia en una extensa investigación sobre pago de sobornos.
La semana pasada la prensa informó que el empresario Joesley Batista, dueño del frigorífico JBS, formalizó una delación premiada en la que presentó una grabación donde Temer aparentemente avaló el pago de un soborno a su exaliado Eduardo Cunha.
El sábado Temer anunció en un mensaje que solicitará al Supremo Tribunal Federal la anulación de la investigación que le fue abierta la semana pasada, alegando que la grabación fue adulterada. Entretanto la Orden de Abogados de Brasil convocó a una reunión extraordinaria que en la madrugada de ayer aprobó por 25 votos a 1 la apertura de un impeachment contra el mandatario.
Por su parte, la izquierda brasileña salió este domingo a las calles para pedir la renuncia del presidente Temer. Las manifestaciones tuvieron lugar en ciudades de al menos 15 de los 27 estados brasileños.
La titular del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, Carmen Lúcia Antunes, decidió ayer postergar la votación sobre una apelación del presidente Michel Temer a la apertura de una investigación en su contra por corrupción hasta que se realice la pericia del audio en el que el mandatario aparece grabado avalando actos ilícitos con el empresario delator Joesley Batista, dueño de la empresa de alimentos JBS.
Por eso, será necesario esperar la pericia de la Policía Federal sobre el audio de 38 minutos de la conversación entre Temer y Batista para que el máximo tribunal vote sobre si suspende o continúa adelante la investigación sobre corrupción activa, obstrucción de justicia y asociación ilícita de la que es blanco el jefe de Estado brasileño.
Igualmente, la defensa de Temer adelantó que retirará el pedido de suspensión de la investigación para eliminar lo que suele denominarse "efecto ultimatum", un tecnicismo que podría perjudicarlo.
El miércoles, el plenario de la corte había convocado a analizar la cuestión, ahora supeditada a la pericia.
En su fallo, la presidenta del STF pide al relator del caso, el juez Edson Fachin, que apenas tenga la pericia del audio convoque a la reunión del plenario dentro de las próximas 24 horas de emitido el laudo.

AUDIO EN CUESTION

Temer pidió a la corte suspender la investigación hasta determinar la veracidad del audio, que según los abogados del mandatario fue editado.
El grabador está en Estados Unidos en poder de Batista, quien se mudó a ese país tras delatar sobornos y pagos ilegales a partidos políticos, y debe ser enviado a Brasil hoy.
Once peritos del sector audiovisual de la Policía Federal participarán en la pericia. "No hay plazo para concluir la pericia", dijo un vocero de la Policía Federal consultado por la prensa local.
El abogado Gustavo Guedes informó que la defensa contrató una pericia que constató 70 puntos irregulares en la grabación por la cual el presidente Temer comenzó a ser investigado.
"Ahora queremos que siga la investigación para demostrar la inocencia", dijo el abogado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico