Mientras estaban en un velorio les hicieron un "boquete" en la casa y les robaron todo

Una familia que reside en el San Cayetano se encontraba en un velorio cuando el miércoles a las 19 delincuentes que viven en ese mismo barrio perforaron un boquete en la pared de la casa y les llevaron desde un televisor y un equipo de música, hasta una plancha para el cabello. Un habitante del sector reconoció a uno de los individuos. Así, las víctimas acompañadas de vecinos y en presencia de la policía, entraron a la casa donde los delincuentes habían dejado el botín y recuperaron por su cuenta las cosas robadas.

El miércoles a las 19 una familia del barrio San Cayetano fue víctima de un robo en su vivienda perpetrado por delincuentes que habitan en ese mismo sector. El damnificado, que es integrante de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), denunció ante la policía que cuando llegaba del trabajo fue anoticiado por su familia que le habían robado en la casa.
Los ladrones habían aprovechado que el resto de los habitantes de la vivienda estaban en ese momento en un velorio.

Uno de los vecinos alcanzó a reconocer que entre quienes escapaban con elementos del interior de la vivienda se encontraba un individuo al que identificó como un tal "Pelado", integrante de una conocida familia de delincuentes y a un amigo de este, "delgado y de tez blanca".
Mientras, otros vecinos observaron cuando los delincuentes dejaban el botín en una casa ubicada a la vuelta del lugar del robo, en el pasaje 967 al 2600.

Según informó la policía, los delincuentes habían ingresado a una habitación de la casa al hacer un "boquete" en la pared de madera de la construcción prefabricada.
Una vez que se apoderaron de todo lo que pudieron salieron corriendo a la vista de varios vecinos con un televisor LED envuelto en una frazada. Un testigo del robo inmediatamente se comunicó con la policía, pero cuando los efectivos llegaron ya los delincuentes se habían marchado.

RECUPERARON LAS COSAS POR Si SOLOS

Con la información que tenían, los familiares de los damnificados fueron hasta la casa de madera donde residiría una mujer y golpearon insistentemente la puerta. Como nadie abrió y ante la presencia de la policía, ingresaron a un pasillo interno del patio de la vivienda y debajo de unos colchones encontraron escondidas la mayoría de las cosas robadas.

Así los damnificados y los vecinos recuperaron por sí mismos parte del botín. Encontraron escondidos el equipo de música marca Sanyo con sus dos parlantes, un cargador de batería de auto marca "Black & Decker" y dos mochilas con elementos personales de las nietas del damnificado, que los delincuentes se habían llevado.

Incluso encontraron también una rulera y una plancha de pelo y un bolso con prendas de vestir que también habían sido robados.
Los vecinos siguieron buscando el resto del botín en las inmediaciones y así encontraron escondido en un baldío, envuelto en frazadas, el televisor Led de 32 pulgadas marca Samsung. El TV había sido dejado por los ladrones en esa casa abandonada de calle 553 y 559, para luego volver a buscarlo. Lo único que no pudieron recuperar las víctimas fue una guitarra eléctrica marca "Leona", de color rojo y blanco, con estuche negro.

Vecinos cuestionaron que los involucrados en el robo esta misma semana pasada –más precisamente el lunes 1- apedrearon y hasta amenazaron con palos a personal policial de la Seccional Sexta. No entienden cómo es que la policía ese día no se los llevó detenidos cuando fueron agredidos en plena avenida Polonia y Cospi.

Esa tarde, y frente al delito de resistencia y atentado a la autoridad, uno de los policías en vez de detener a quien lo agred
ía, se sacó el chaleco antibalas y comenzó a pelear "mano a mano" con él en plena calle.
La mayoría de los integrantes del grupo de "los Millapi" tiene causas penales en trámite y otras por las que ya han purgado pena.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico