"Mientras nosotros las conservamos, vienen los japoneses y las matan"

Conservacionistas de ballenas de Chubut y Santa Cruz repudian decisión de Japón de salir a la caza de 300 ballenas en la Antártida, mientras que en el Golfo San Jorge se realizan cada vez más avistajes de ballenas y se observa un regreso de distintos tipos de cetáceos a la zona, el anuncio emitido por Japón genera una gran decepción y preocupación por parte de la comunidad científica.

El pasado 8 de junio de este año, con motivo de la celebración del "Día Mundial de los Océanos" el director de Patagonia Red Global y licenciado en Museología César Augusto Gribaudo confirmó a El Patagónico que "cada vez hay más lobos y ballenas en la costa del Golfo San Jorge", incluso con la presencia de distintos tipos d que hace 10 años no se veían en la zona.

Los esfuerzos por preservar las especies no sólo se logran en pos de conservar lo que es para la zona un atractivo turístico natural, sino también en protección de especies que muchas vece se ven amenazadas por el avance del hombre.

Lamentablemente ayer se conoció que Japón retoma su programa de captura de ballenas, interrumpido en 2014 tras el fallo vinculante de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que obligaba al país a reducir el número de cetáceos pescados por campaña y ponía en tela de juicio los "fines científicos" del mismo. Esos ejemplares que nuevamnete se ven amenazados son los mismos que visitan la costa del Golfo San Jorge.

Debido a esta triste noticia, este medio se comunicó nuevamente con uno de los referentes en conservacionismo y seguimiento de ballenas como lo es Gribaudo y se pronunció al respecto: "que con la excusa de un estudio científico se enmascara algo que se utiliza para distintos usos que van desde el comercio de la carne, que la venden muy cara, pasando por usos afrodisíacos, a esta altura es una barbaridad".

"No estamos hablando de una comunidad pequeña que mata una ballena por año y con eso se alimenta durante meses, hablamos de buques que salen en cantidad a la caza y persecución" puntualizó el licenciado en Museología.

César Gribaudo admitió que los esfuerzos que se hacen en las comisiones internacionales no son los suficientes y asegura que "se debe trabajar, se dan distintos tipos de peleas, yo soy coautor de proyectos que están por tratarse con respecto a zonas ´santuario´ en distintas partes del mar para prohibir la caza de mamíferos marinos. Es necesario que la sociedad tome conciencia".

El director de Patagonia Red Global sentenció "esto de la caza es una barbaridad, nosotros estamos tratando de ver como protegemos ballenas en nuestra zona y parte de esas ballenas van hacia el sur a alimentarse y algunas caen en la caza de estos países".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico