"Mis ex me llaman un montón de veces"

Por primera vez durante el juicio –y una vez conocida la sentencia que le cabe como autor material del homicidio de Domingo Expósito Moreno–, Sergio Andrés Solís dijo ante los periodistas presentes en la Oficina Judicial: "no lo maté, no soy el autor del hecho. Yo no soy abogado, no soy juez, no soy fiscal, pero creo que las pruebas que reunieron no alcanzan para nada".
"A mí me situaron en un lugar, en un domicilio privado con una cámara que no saben si está bien configurado el horario y después apareció una llamada telefónica que me sitúa a los segundos en el centro. O estoy en un lugar o en otro", afirmó en referencia a las pruebas presentadas durante el juicio. Cuestionó que la Justicia no hizo caso a los testimonios presentados por su defensa. "Todos mis testigos mintieron, tienen falso testimonio", subrayó.
También explicó la razón de las reiteradas llamadas telefónicas con su pareja Nadia Kesen durante la noche en que ocurrió el homicidio. "Ellos no saben lo que hablamos esa noche y en el expediente no está. ¿Ahora yo no puedo llamar por teléfono a nadie y tampoco me pueden llamar? Si hubiesen presentado realmente la investigación como corresponde de días anteriores y posteriores, verían que me llamaron 500 millones de veces, me llama ella, mi vieja, mis ex. No me llaman cinco o diez veces, me llaman un montón de veces".
Respecto del grupo de WhatsApp en el que Solís mantenía conversaciones con los demás involucrados en el crimen, admitió: "en el grupo estoy" y "son mis amigos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico