Misterioso asalto y robo de un vehículo que fue desmantelado e incinerado

Bomberos de la Unidad Quinta de Caleta Olivia acudieron alrededor de las 10:50, del domingo a sofocar las llamas que habían destruido totalmente un automóvil abandonado en inmediaciones de la playa La Zaranda, ubicada a unos 13 kilómetros al sur de esta ciudad por la Ruta 3. El incidente, se sabría más tarde, estaba relacionado con un misterioso asalto que es investigado por personal de la Seccional Tercera.

Caleta Olivia (agencia) Por la carrocería se comprobó que se trataba de un Fiat Palio, al cual previo a la quema le habían quitado las cubiertas, la batería y las dos butacas delanteras, constatándose además que el inicio del foco ígneo se produjo desde el interior del habitáculo.

El hecho comenzó a develarse algunos minutos más tarde cuando el propietario, Nicolás Enrique Fernández, de 30 años y domiciliado en la calle Juan José Paso 1.233 de Caleta Olivia, se presentó en la comisaría Tercera para denunciar que cuando salió de su casa, alrededor de las 10:30, notó que le habían sustraído el auto, tratándose efectivamente de un Fiat Palio que era de color plata, dominio AA 564 HV, es decir de reciente modelo.

TAMBIEN DIJO QUE LO ASALTARON

Pero el caso cobró mayor misterio porque Fernández también denunció que en horas de la madrugada de ese mismo día, estimativamente a las 3:30, cuando se encontraba en su casa y en compañía de un amigo, identificado como Juan Usqueda, se presentaron dos hombres, uno de los cuales extrajo una pistola 9 milímetros y le gritaron "quédate piola y tiráte al piso", al tiempo que le exigían a ambos que entregaran la plata.

Fernández relató que los sujetos le quitaron a él y a su amigo una suma de aproximadamente 2.000 mil pesos, además de tarjetas de crédito, de débito, costosos teléfonos celulares e incluso las llaves de la casa y del mencionado auto.

A la policía le llamó la atención porque no había radicado la denuncia del asalto de manera inmediata y acudió a la comisaría varias horas después, cuando dijo que recién a las 10:30 se había dado cuenta de que le habían sustraído el auto.

Por ello, los investigadores no descartan la hipótesis de que este hecho esté relacionado con un ajuste de cuentas, aunque hasta avanzada la tarde de ayer no surgieron novedades al respecto ya que la víctima no aportó mayores detalles de los asaltantes que, sin dudas, fueron los mismos que le robaron e incineraron el auto.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico