Mónica Maristain: "Bolaño nos liberó del boom latinoamericano"

El perfil del escritor llega de la mano del sello local Treinta y Seis con los testimonios de sus allegados y la propia voz de Maristain, amiga entrañable, que revela a un Bolaño íntimo, complejo, un ser extraordinario, aventurero y lleno de sueños.

Mónica Maristain, la periodista argentina residente en México que entrevistó por última vez al escritor chileno Roberto Bolaño a pocos días de su muerte hace doce años, presenta en el país el retrato coral "Bolaño. El hijo de Míster Playa", donde reúne diversas voces para trazar el mapa de la vida de uno de los escritores más influyentes de la literatura latinoamericana y abre una puerta a la intimidad del autor de "Los detectives salvajes", un animal literario y leyenda continental "que nos liberó del boom".
Por estos días, llega este perfil de la mano del sello local Treinta y Seis con los testimonios de sus allegados y la propia voz de Maristain, amiga entrañable, que revela a un Bolaño íntimo, complejo, un ser extraordinario, aventurero y lleno de sueños.
"En el libro -dice a Télam- está su origen social y el título 'El hijo de Míster Playa' es provocador porque desmonta el mito de que odiaba a su padre. Hay detalles más allá del chisme, es una historia de exilios y viajes. Ejemplos como él son la posibilidad de pensar que siempre hay algo más por hacer. Bolaño es la demostración porque, con una enfermedad terminal y muriendo tan joven, transformó el rumbo de la literatura latinoamericana".
"Ay, Maristain: Aún respiro. Y ya soy el segundo de la cola. Besos, Bolaño. PD: ¿Por qué no hacemos una entrevista, ligera, levísima, frívola, incluso -son las que más me gustan- casi póstuma", le escribió vía mail dando origen a esa mítica entrevista que recorre este libro, pero también revelando la trama de una relación, que trascendió las preguntas, los libros, el éter y las palabras.
- Télam ¿Cómo comenzó tu relación con él?
- Mónica Maristain: Por correo y teléfono a partir de mi trabajo en la revista Playboy México. Teníamos intenciones de publicar un cuento de él, recuperando la tradición de publicar piezas originales. Bolaño ya era de culto, había ganado el Rómulo Gallegos y era el autor de "Los detectives salvajes" que cambió la perspectiva de su carrera y que para mí fue la novela de mi madurez, lo admiraba profundamente. Entonces, llamé a Santiago Gamboa, un amigo que me contactó con Roberto. Y así fue.

JUICIOS
- T: Su ex mujer y madre de sus dos hijos, Carolina López, les inició juicio a usted y los participantes del libro ¿cómo fue eso?
- M.M: López me hizo juicio a mí y quienes hablaron de la última mujer Carmen Pérez de Vega. Pero fue ella quien lo llevó al hospital a morir, quien lo acompañó en la crisis cuando empieza a vomitar sangre, cuando pidió arroz y cuando cantó la canción 'Lucha de gigantes'. Ellos llegan al hospital y él le da a Carmen un disquete con "El gaucho insufrible" y sus lentes. A los días, muere.
Para nosotros como periodistas ese es el valor testimonial. Sus relaciones de pareja no influyeron ni modificaron su obra. Si es la última o la primera mujer, no me importa. En todos los lugares donde ha estado Carmen nos ha hecho juicio Carolina.
- T: Su muerte prematura ¿ayudó a la creación del mito?
- M.M: La obra, al principio y con Susan Sontag, Patti Smith y otra gente pesada de la intelectualidad estadounidense, tuvo la entrada del hombre que muere joven y trágicamente. Pero en español fue leído distinto. Muchos lo descubren ya muerto. Incluso cuando muere una locutora chilena dijo: 'Murió Roberto Goméz Bolaños' -chespirito, ¿no?-. No hubo tiempo. Pero pasaron doce años de su muerte y se ha vuelto y se vuelve a la literatura de Bolaño.

LIBERACION
- T: ¿Cuál fue su trascendencia?
- M.M: Nos hizo volver a la literatura latinoamericana, lo cual no es poco. A partir de él la ruta que se establece es volver a Borges, descubrir a Di Benedetto, Felisberto Hernández y otros sumergidos por una ola del boom que terminó siendo una bomba que nos explotó en las manos. Pero lo que el boom nos negó es más fuerte que las formas literarias impuestas por el mercado vía Carmen Balcells y la construcción de figuras totémicas y patriarcales. Bolaño nos liberó del boom, del tedio y nos enseñó un camino distinto hacia la literatura latinoamericana.
- T: Luego de tantas entrevistas, ¿qué prevalece sobre su figura?
- M.M: Juan Villoro me decía que Balcells muere en el momento que muere la época que ella había fundado. En el caso de Roberto lo que importa es la destrucción del mito alrededor. El vuelve a ser pobre como lo fue García Márquez con la diferencia que no tuvo a una Balcells que le pagara para que se dedicara a escribir. Bolaño volvió a ser ese escritor sin muletas y sin mercado. Pero no hay nada que le haya hecho peor a la literatura que el mercado. El es la muestra del que se dedica y que tarde o temprano logra algo.
Fue un hombre que trató de vivir y lo hizo malamente de concursos literarios. Era un tipo como cualquiera con un gran talento para escribir, que confiaba mucho en su obra y hacía lo que podía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico