Morales fue contundente y dijo que Bolivia recuperará las aguas del Silala, en litigio con Chile

Evo Morales, aseguró que su país demostrará en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, "a través de estudios científicos, evidencia histórica y argumentos jurídicos" que Chile "no tiene razón en cuanto a la naturaleza del Silala".

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dio por seguro que su país recuperará las aguas del Silala, en conflicto con Chile, por lo que advirtió que será “en vano” la demanda que Santiago presentó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.
"Chile nos roba y nos demanda. Quiero decir con mucho respeto que esa demanda será en vano: Bolivia va a recuperar sus aguas del Silala", manifestó ayer el gobernante durante el informe presentado ante la Asamblea Legislativa por sus 11 años de mandato.
Morales agregó que Bolivia demostrará en la corte "a través de estudios científicos, evidencia histórica y argumentos jurídicos" que Chile "no tiene razón en cuanto a la naturaleza del Silala", que La Paz considera manantiales cuyo flujo fue desviado artificialmente hacia territorio chileno hace más de cien años, mientras que para Santiago es un río internacional a cuyas aguas tiene derecho.

UN LITIGIO POR UNA SALIDA AL MAR
El presidente de Bolivia había anunciado en marzo de 2016 que iba a presentar una demanda en La Haya por lo que considera un uso abusivo del recurso hídrico del Silala por parte de Chile. Sin embargo, Santiago se adelantó e interpuso en junio una presentación ante el mismo tribunal.
La Corte fijó como plazo el 3 de julio de 2017 para que Chile presente su memoria sobre el caso, mientras que Bolivia debe entregar su contramemoria un año después, el 3 de julio de 2018.
Morales advirtió ayer que las aguas del Silala "son parte de un conjunto de manantiales que provienen de aguas subterráneas y no reciben recarga, por lo que su explotación puede agotarse".
Criticó que Chile haya aprovechado una concesión dispuesta hace más de un siglo para el uso de agua en locomotoras para canalizar "artificialmente" las aguas y llevarlas hacia su territorio.
Agregó que "al desaparecer el motivo principal de la concesión" de las aguas, el país austral "dispuso arbitrariamente su uso para fines industriales y otros, sin compensar a Bolivia".
Cabe recordar que los dos países también están enfrentados en la CIJ por el centenario reclamo boliviano por su salida al mar. La Paz pretende un fallo que obligue a Chile a negociar en firme una restitución del acceso soberano al océano Pacífico perdido en 1879.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico