Motociclista cayó en plena San Martín por esquivar a un perro

El conductor de una Kawasaki circulaba ayer por la San Martín cuando al llegar a la altura con 9 de Julio se le cruzó un perro. Alcanzó a frenar, pero en la maniobra por esquivar al animal se cayó contra la cinta asfáltica, sufriendo fuertes golpes en el brazo y pierna izquierda. Responsabilizó por el hecho al municipio.

El conductor de una Kawasaki circulaba ayer por la San Martín cuando al llegar a la altura con 9 de Julio se le cruzó un perro. Alcanzó a frenar, pero en la maniobra por esquivar al animal se cayó contra la cinta asfáltica, sufriendo fuertes golpes en el brazo y pierna izquierda. Responsabilizó por el hecho al municipio.
El accidente se registró ayer a las 15:40 y fue provocado por uno de los dos perros que suelen deambular por ese sector céntrico. El mismo se apareció en medio de la calzada en momentos que transitaba Agustín Conrado Castro a bordo de una moto Kawasaki Z1000, dominio 631 JBP.
El hombre tuvo que frenar de forma brusca y en la maniobra para continuar cayó sobre su lateral izquierdo. El impacto con la propia moto y la cinta asfáltica le provocaron duros golpes en el brazo y pierna izquierda.
La policía de la Seccional Primera, Defensa Civil y Tránsito intervinieron para tomar nota del peculiar accidente. El propio motociclista responsabilizó a las autoridades municipales por la presencia de pozos en las calles y por los perros sueltos que deambulan por el centro.
Castro quedó muy dolorido y afirmó que iba a concurrir a un centro médico para ser atendido. Su moto, en tanto, sufrió importantes daños en su carrocería y además rompió el carter de aceite.
Por su parte, un empleado de un bar de esa cuadra comentó que en horas de la mañana el mismo perro que provocó el accidente quiso morder a una mujer. Afirmó que todos los días al menos dos canes se encuentran en la vereda de esa esquina, por lo que aprovechó la presencia de este medio para pedir que desde el área municipal correspondiente se inicie con una campaña para erradicar a los animales vagabundos del centro.
Mientras él hablaba, el perro protagonista de esta nota seguía deambulando por la cuadra, ajeno a todo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico