Moyano: "el bienestar del club está por encima de cualquier discusión"

Fue goleador en Sexta y Quinta y llegó a la Reserva. Por bajo rendimiento escolar su madre le cortó el fútbol pero siguió como colaborador. No reniega de su amistad con Cristian Cancellieri, actual presidente de Huracán. Y entiende que los hinchas esperan un igual o superior desempeño del equipo del que tuvo el año pasado, mientras define al nuevo DT y piensa en cuatro refuerzos.

Sobre fines de abril se llevó a cabo el acto de cambios de autoridades en el Club Atlético Jorge Newbery de Comodoro Rivadavia, donde asumió la única lista que llevaba a Javier Moyano como presidente por un término de dos años.
Para Moyano (50) que fue jugador del club -se formó en las inferiores porque vivía en el barrio y llegó hasta la Reserva, aunque por ir mal en la escuela la madre le bajó el pulgar – el desafío de mantener la calidad de la última actuación es uno de los grandes objetivos.
"Yo creo y me considero que era bueno como jugador. De hecho en sexta y quinta fui goleador. Y por la escuela no pude continuar. De hecho, Don Juan Almenar fue a hablar con mi mamá para que me deje jugar. Pero la vieja cuando tomaba una decisión (mejorar las notas en la escuela) ya no había marcha atrás", rememora.
Fue en la actual cancha del sintético, donde Moyano (como tantos otros pibes de los barrios aledaños) forjaron su pasión por el fútbol y por los colores del "lobo".
"No seguí como jugador. Pero siempre estuve de una u otra manera colaborando con el club. Ya sea en la escuelita de fútbol o en lo que haga falta con compañeros de plantel como Armando Robledo, con quien jugamos desde los 14 años".
Respecto a lo que significa conducir uno de los clubes más populares de la ciudad, Moyano sostuvo "el bienestar del club está por encima de cualquier discusión. Desde ya que para el que elige ser dirigente, asume que no todo va a ser grato. La otra vez hablábamos con los muchachos de la comisión acerca del torneo solidario de los 8. Y uno me dijo 'tenemos que pensar en nosotros'. Y si yo pensara en mí, me tendría que ir ahora y por la puerta grande. Porque fui parte de una dirigencia que vio a un Newbery campeón provincial, campeón del Federal C y una dignísima actuación en el Federal B. Y en el panorama que tenemos ahora (que no es alentador) no sé si vamos a poder superar esa campaña. Hoy por hoy no tenemos la plata para pagar los sueldos, menos los sponsors que nos acompañaron. Y la gente de por sí la está pasando bastante mal para que le pidamos que colabore como la hacía con dinero con el club", describió en diálogo con El Patagónico.

EXPECTATIVAS Y UNA MISMA LINEA DE TRABAJO

Un club grande, eso representa el "lobo" para sus hinchas. Y ellos no entienden de excusas de falta de presupuesto. Quieren ver a su equipo siendo protagonista.
"Yo soy consciente de ello. Cualquier cosa que hagamos nosotros y no consigamos el campeonato, para el hincha va a ser un fracaso. Uno lo sabe. Uno ya ha sido dirigente y sabe que si no se cumple lo deseado va a recibir mala onda de todos lados. Pero me quedo para colaborar y hacer lo mejor para el club. Acá hubo una sola lista y tampoco anduvimos peleándolos para ver quien asumía. Acá (fuera de lo que se pueda imaginar) no sobra plata, entonces los que estamos lo hacemos por vocación", recalcó.
"Desde hace varios años que en Newbery se maneja una misma línea de trabajo. Por eso, un dirigente no habla mal del otro. Y si hay diferencias, ellas no trascienden para deleite de los que les gusta revolver la mierda".
"Nosotros sabemos que estamos los de siempre. Yo pienso que por más que tengamos nuestras diferencias encima de ello está nuestro amor por Newbery. A modo de ejemplo miremos a Héctor Cárdenas: se desvivió por el club como presidente. Y luego de ello se hizo cargo de las obras. Se bancó bajarse del Federal B para ejecutar obras. Y este SUM es una muestra de ello. Entonces no podes desconocer a los que hicieron cosas por el club. Otro ejemplo: yo con Leo tengo más cercanía que con 'Pitu' (Pablo) y Hugo (Barrientos). Y muchas veces con Leo vivimos discutiendo, pero no dejamos nunca de buscar lo mejor para el club. Newbery necesita ahora seguir en el Federal B, porque hay toda una cantera de nenes que los mira y los sigue desde las bases. Sino jugamos el Federal, acá no viene nadie a la cancha. Porque la gente se quedó con esa imagen de equipo competitivo y espera lo mismo o más este año", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico