Moyano reclamó una "gran movilización" para ponerle un "límite" al Gobierno

Tanto la CGT como las dos CTA están organizando una movilización para la primera semana de agosto en la que expresarán su descontento con la política económica del Gobierno nacional.

Pablo Moyano anunció que la CGT se acoplará a las protestas que organicen las CTA en rechazo al escaso aumento del salario mínimo acordado por el Gobierno y los empresarios y exigió convocar a una "gran movilización" para ponerle un "límite" a la gestión de Mauricio Macri.
"Después de muchísimos años es la primera vez que no se llegó a un acuerdo (en el Consejo del Salario)", dijo Moyano. "Lo fundamental es que la CGT y las dos CTA trabajamos juntos para que se utilice la canasta básica para fijar el salario mínimo nuevo, que son $ 15.000. Pero a la tarde, lamentablemente el Gobierno priorizó el acuerdo con los empresarios y los sectores que más han ganado en los últimos años con una propuesta de $ 9.7000 primero, que luego lo subieron a $ 10.000. Lo rechazaron las tres centrales", detalló.
Según dijo Moyano al programa "Leales a Nuestras Banderas", que se emite por Radio FM Palermo, la reunión del Consejo fue un circo. "La inflación no cede, muchos trabajadores siguen pagando Ganancias, hay suspensiones y despidos, no hay aumento de emergencia a jubilados. Este es un Gobierno que gobierna para un sector que han ganado muchísimo dinero, que dieron prioridades al campo y las mineras y no se toca la renta financiera y le saca a los trabajadores parte del salarios", aseveró.
El líder camionero aseguró que en la mesa de negociación el Gobierno y los empresarios son la "misma" parte y no dos sectores distintos. En ese marco, reveló los argumentos que esgrimieron para subirlo a $ 10.000 en julio de 2018. "El argumento es que van a venir inversiones, que no es el momento, que la inflación está bajando, que va a venir una lluvia de dólares, que un aumento salarial provocaría más inflación. No se dan cuenta que si le das $ 1.000 o $ 2.000 a un trabajador lo va a gasta a acá, y no lo va a mandar a Panamá", dijo con ironía.
"Tiene que haber una medida de fuerza o movilización para decirle al Gobierno que dejen de avanzar en contra de los derechos de los trabajadores, y vamos a ese camino, a un camino de mayor confrontación, y a una gran movilización para julio o agosto. Si no vemos por televisión como siguen cerrando empresas, hay un goteo del día a día de despidos de trabajadores. El Gobierno tiene que darse cuenta que estas políticas van a llegar a un punto límite porque los trabajadores tiene muchísimas necesidades", sostuvo.
"Este modelo económico sigue perjudicando a millones de trabajadores, la pobreza aumentó, cada vez hay más gente en la calle, más suspensiones. La gente tiene que demostrar que hay un descontento a la soberbia que tiene el Presidente a través de sus ministros", enfatizó.
“Se lo dije a (Jorge) Triaca en la cara. Los empresarios están siendo apretados por el Gobierno para firmar por un 20% o 21%, es mentira que las paritarias son libres. Tiene el argumento de siempre, que esto provocaría inflación, y viven en su mundo, priorizando el acuerdo que tienen con los empresarios", indicó el cacique cegetista. En esa línea, ratificó el 32% de incremento de Sichoca.

MARCHAN LAS CTA

Más temprano, en declaraciones al programa "Mañana Sylvestre", que se emite por Radio 10, el ceteísta Hugo Yasky anunció una "marcha nacional" para la primera semana de agosto. El sindicalista confirmó que ya se está hablando con "compañeros" de la CTA liderada por Pablo Micheli y de la CGT. En ese contexto, Yasky consideró que en el Gobierno tienen una sola obsesión, que es bajar el costo laboral. "Es un gobierno que ni siquiera atina a disimular, le quieren pone una tapa de hormigón al salario de los que menos ganan", bramó. Asimismo dijo que se decida pagar el salario mínimo en julio del año que viene "habla de la "insensibilidad social" del Ejecutivo.
Por su parte, Micheli aseguró que el aumento unilateral del salario mínimo, vital y móvil, dispuesto por el gobierno, "es casi igual" que la propuesta que habían hecho los empresarios, por lo que aseguró que el Ejecutivo "está jugando directamente para una de las partes".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico