Muere un adolescente de un balazo y el Gobierno envía 2.000 soldados a Táchira

Guerrero se convirtió en el muerto número 49 desde que a principios de abril la oposición comenzó a realizar protestas callejeras y marchas cotidianas para rechazar las políticas de Maduro, entre ellas la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

El adolescente José Francisco Guerrero, de 15 años, murió ayer tras haber recibido un balazo, cuando se encontraba cerca de una protesta contra el gobierno de Venezuela en el sector Sabaneta del estado andino de Táchira, en la frontera con Colombia, donde el presidente Nicolás Maduro ordenó el envío de 2.000 soldados y otros 600 agentes especiales luego que se produjeran saqueos y ataques contra instalaciones policiales y castrenses, informó el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.
El adolescente fue asesinado por un impacto de bala cuando iba a efectuar una compra que le había encargado su mamá, según difundió a través de un video en redes sociales la hermana de la víctima, Marialis Zambrano.
La bala entró por la espalda y salió por el abdomen de Guerrero, informó la corresponsal del diario El Nacional,
El joven fue operado el martes por la noche y nuevamente ayer en el Hospital Central. En la última intervención falleció. El impacto le destrozó los órganos internos.
La hermana del adolescente responsabilizó a efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). "No se cansan de matar, no tienen hijos, no tienen familia, no tienen corazón. Los odio con toda mi alma, me lo quitaron, era un niño de 15 años", dijo.
Guerrero se convirtió en el muerto número 49 desde que a principios de abril la oposición comenzó a realizar protestas callejeras y marchas cotidianas para rechazar las políticas de Maduro, entre ellas la convocatoria a una Asamblea Constituyente.
Por su parte, el ministro de Defensa dijo haber "ordenado el traslado de 2.000 Guardias Nacionales a esa estado y 600 tropas de operaciones especiales para cumplir con la segunda fase del plan Zamora, en el más estricto apego a la Constitución y respeto de los derechos humanos".
"Hemos visto todos los ataques que se han perpetrado por los grupos violentos contra toda la infraestructura alimentaria. Yo pido a los dirigentes de oposición que realizan el llamado a la protesta a que rectifiquen y no sigan llamando a su gente a la calle", dijo Padrino, citado por el diario Ultimas Noticias y la agencia Reuters.

REUNION INFORMAL

Por otro lado, Estados Unidos llamó ayer a una reunión informal del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) a puertas cerradas para tratar la situación en Venezuela, y convocó al organismo multilateral a trabajar para que el gobierno del país caribeño detenga la "violencia" y la "opresión," y "restaure la democracia al pueblo".
"Por el bien de los venezolanos, y por la seguridad en la región, debemos trabajar juntos para asegurar que" el presidente Nicolás "Maduro detenga esta violencia y opresión y restaure la democracia al pueblo", dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en un breve comunicado.
A petición de Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU abordará en un encuentro a puerta cerrada la situación en Venezuela por primera vez desde el inicio de la actual crisis en el país a principios de abril pasado.
Los miembros del Consejo recibirán un informe sobre la situación de parte del subsecretario general para Asuntos Políticos de Naciones Unidas, Miroslav Jenca, y tendrán un intercambio informal de opiniones, según fuentes diplomáticas, citadas por las agencias Efe y Ansa.
El embajador del Reino Unido aseguró que su país respalda la iniciativa de Estados Unidos, pues está "muy preocupado por la situación en Venezuela, por el impacto humanitario en los venezolanos, por el creciente riesgo de flujos migratorios y por la posibilidad de inestabilidad regional".
"En Venezuela, estamos al borde de una crisis humanitaria. Manifestantes pacíficos han sido heridos, arrestados e incluso asesinados por su propio gobierno. Las medicinas no están disponibles, a los hospitales les faltan suministros y se ha hecho difícil encontrar comida", dijo la embajadora estadounidense.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico