Muhammad Alí, la leyenda del peso pesado murió a los 74 años

El boxeador falleció en la madrugada del sábado en un hospital de Phoenix, Estados Unidos, luego de ingresar por problemas respiratorios.

El mítico campeón de peso pesado, Muhammad Alí, falleció en la madrugada del sábado en la ciudad de Phoenix, Estados Unidos, tras haber sido hospitalizado por problemas respiratorios. Ya con 74 años el boxeador también sufría de la enfermedad de Parkinson desde la década del 80, según informó The Associated Press.

Cuando la noticia sobre las complicaciones de salud del deportista empezaron aparecer su vocero Bob Gunnell indicó que el ex campeón de los pesos pesados estaba en condición estable y que esperaban que la hospitalización fuese corta. Incluso el viernes en un correo electrónico que no había novedades sobre la condición de Alí.

No obstante circulaban en la prensa americana reportes de que el caso era más grave de lo informado y que la situación preocupaba a los familiares del legendario púgil, que incluso estaban preparando los servicios funerales, según consignó la agencia Reuters.

Cabe señalar, que Alí estuvo hospitalizado varias veces en los últimos años, la ocasión más reciente a principios de 2015 cuando fue atendido por una infección urinaria que inicialmente fue diagnosticada como neumonía.

En sus apariciones públicas más recientes, Alí lucía cada vez más frágil. El 9 de abril, usó lentes de sol y se sentó encorvado durante una cena anual en Phoenix, en la que se recaudan fondos para la lucha contra el Parkinson.

Su última aparición pública formal antes de aquel acto data de octubre, cuando estuvo en un homenaje que le rindió la revista Sports Illustrated en Louisville, Kentucky, su ciudad natal. En el acto participaron sus ex contrincantes George Foreman y Larry Holmes.

Muhammad

TRES DÉCADAS DE PARKINSON

Alí padeció Parkinson durante tres décadas. Se recuerda el momento en que, tembloroso, encendió el pebetero olímpico de los Juegos de 1996 en Atlanta. Pese a la enfermedad, el ex boxeador mantenía una ocupada agenda hasta fechas recientes. Sin embargo, no hablaba en público desde hace años.

Varios médicos consideran probable que la enfermedad haya sido provocada por los miles de puñetazos que Alí recibió en su exitosa carrera. Leyenda del deporte y en algún momento el hombre más famoso en todo el planeta, Alí vivió lejos de los reflectores en la zona de Phoenix con su cuarta esposa, Lonnie, con quien se casó en 1986.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico