Mujeres heridas tras choque casi frontal en peligroso cruce del barrio 9 de Julio

Los conductores de una Renault Duster y una Ford Courier protagonizaron una fuerte colisión con el saldo de dos mujeres golpeadas. Una conducía el segundo vehículo y la otra iba como acompañante del primero. Ambas acusaron golpes que serían de leve consideración. Se trata de un cruce sin semaforización donde se repiten los choques.

El siniestro se registró ayer a las 15:20 sobre la avenida Sargento Cabral y calle Salta, en el límite de los barrios 13 de Diciembre y 9 de Julio. Como consecuencia del impacto, los vehículos salieron descontrolados. Uno se subió al bulevar que divide la avenida y el otro terminó arriba de una vereda.
A pesar de que en ese sector funcionan un colegio y distintos comercios, no hubo peatones heridos.
De acuerdo a los datos recolectados por El Patagónico, la Renault Duster -dominio LDY 814- era conducida por Emilio Epitanio, quien circulaba por Cabral en sentido este-oeste; es decir que iba hacia la avenida Juan XXIII.
El hombre iba acompañado por Graciela Montoya, quien a pesar de llevar colocado el cinturón de seguridad sufrió golpes en el cuerpo.
En tanto, la Ford Courier -patente FKO 247- era comandada por Julia Vásquez Ríos, quien cruzaba por Cabral hacia la calle Santiago del Estero. Se trata de un cruce que posee cuatro sentidos distintos y que no cuenta con sistema de semaforización.
Los vehículos impactaron casi de frente y tras el fuerte golpe la camioneta salió despedida hacia el bulevar que divide la Cabral y estuvo a punto de estrellarse contra un árbol. La Duster, en cambio, se subió a la vereda y por poco no embistió una palma de alumbrado público.
La acompañante de este último rodado acusó dolores cervicales y fue asistida por personal médico que concurrió al accidente. Le colocaron un cuello ortopédico y tenía que realizarse estudios para descartar cualquier tipo de lesión.
La conductora de la Courier también fue revisada a bordo de la ambulancia, pero las fuentes oficiales descartaron que hubiera sufrido heridas de consideración.
Los vehículos sufrieron importantes daños y la policía de la Seccional Segunda tomó intervención para realizar las actuaciones del caso. El personal de la Dirección de Tránsito municipal se encargó se desviar la circulación hasta que fueron retirados los vehículos involucrados.
No es la primera vez que se produce un choque en ese peligroso cruce, donde los automovilistas no respetan los pasos de las cuatro manos, más allá de emplear altas velocidades.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico