Mujeres vestidas de negro marcharon para exigir el fin de la represión en Venezuela

Un grupo de mujeres vestidas de negro marchó ayer, en el Día de la Madre en Venezuela, hasta la comandancia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar) para exigir el fin de la represión a las manifestaciones opositoras contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.
En una nueva protesta contra el gobierno, varios cientos de madres marcharon hasta la comandancia, desde donde llamaron la atención sobre los 43 muertos contabilizados tras seis semanas de protestas, además de unos 800 heridos.
Ante un cordón militar conformado por agentes mujeres, las manifestantes leyeron un documento en el que cuestionaron que algunos soldados hayan "manchado" el uniforme disparando a "quemarropa" contra manifestantes.
"Esto no puede seguir así, (soldado) baja tu arma, déjanos pasar y serás recibido con amor y compresión", dijo el manifiesto leído por la actriz Caterina Valentino a las puertas de la sede militar, en el suroeste de Caracas.
La manifestación comenzó con una misa en una iglesia cercana en homenaje a las víctimas en las protestas.
Luego las mujeres cantaron el himno nacional e hicieron un minuto de silencio en memoria de las víctimas, frente a una muralla de agentes de las fuerzas de seguridad, reportaron las agencias DPA, Efe y ANSA.
Entre las manifestantes participó la ex diputada de la Asamblea Nacional María Corina Machado, la diputada Adriana D'Elia y la alcaldesa interina del área metropolitana de Caracas, Helen Fernández.
Machado exigió a los uniformados "no tener miedo y unirse a la lucha pacífica" tras advertirles que "este régimen está en sus días finales".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico