Municipales de Caleta cortaron ruta y Prades gestionó $20 millones pero el paro continuará

La huelga de trabajadores municipales que se desató hace casi dos meses tuvo ayer vertiginosos sucesos que incluyeron un corte total de la ruta 3 y una sorpresiva intervención del intendente electo, Facundo Prades, quien gestionó ante Nación y Provincia 20 millones de pesos para completar la totalidad de salarios. Sin embargo, el gremio no quiere levantar la medida de fuerza porque esa suma no alcanza para cubrir pagos de tareas adicionales.

Caleta Olivia (agencia)

El bloqueo del acceso norte fue protagonizado durante dos horas a partir de las 11:15 por unos 300 manifestantes, incluyendo a miembros de comisión directiva del SOEMCO que sesionaron en ese mismo lugar.
Inicialmente el secretario general del gremio, Julián Carrizo, les recordó a los trabajadores de planta permanente que tanto él como otros dirigentes estaban procesados por otro corte de ruta que los mismos municipales llevaron adelante en noviembre de 2014.
Dejó en claro que ello no significaba que se opusiera a reiterar esa medida de fuerza, pero reclamaba que los asambleístas adoptaran una decisión consensuada y analizaran las consecuencias legales.
Al mismo tiempo evaluó la posibilidad de que renuncie el gobernador Daniel Peralta, instancia que podría facilitar el diálogo con autoridades provinciales electas para que lleguen fondos y se cancelen los inconclusos compromisos salariales.
Las deliberaciones se realizaban al costado de la ruta, sobre la banquina que da al mar, a la altura del barrio Altos del Golfo, mientras efectivos de Gendarmería Nacional y de la Policía Provincial estaban apostados en las cercanías, pero sin tener ninguna orden de intervenir de inmediato.
Las dilaciones quedaron de lado con la moción que hizo el delegado de Rentas, José Avellaneda, quien señaló que todos los trabajadores ya estaban "jugados" en esta lucha por reclamar constantemente que el pago de salarios no se haga de manera fraccionada y por ello pidió desplazarse hacia el pavimento, pero antes despotricó abiertamente contra el intendente José Córdoba.
El corte se hizo entonces de inmediato y con el correr de los minutos se formaron extensas filas de camiones, colectivos y autos en ambos sentidos en tanto que las fuerzas de seguridad se limitaron a permanecer en sus puestos y sólo algunos oficiales se acercaron a dialogar con los manifestantes.
El piquete fue similar al de otros tantos que se hicieron en ese mismo lugar en los últimos años, con la consiguiente bronca de camioneros, pasajeros de micros de media y larga distancia y el pedido de automovilistas que solicitaban paso por cuestiones de urgencia, a lo que en muchos casos se accedió.

APARECE PRADES
A las 13:15 los manifestantes levantaron el piquete al considerar que habían cumplido una nueva etapa de reclamos y para no seguir perjudicando a quienes se desplazaban por la ruta, previendo evaluar posteriormente otra medida de fuerza.
Sorpresivamente cuando casi todos ya se habían retirado y sólo quedaba un grupo reducido, entre ellos Julián Carrizo, apareció el intendente electo Facundo Prades (UCR) junto a otros funcionarios electos, entre ellos Sergio Bucci (diputado por pueblo), Gerardo Terraz (diputado provincial), Liliana Andrade, Javier Aybar y Ricardo Martínez (concejales), quienes también se presentaron en las elecciones del 25 de octubre como referentes del frente Unión Para Vivir Mejor.
El propio Prades le informó primero a Carrizo y luego a la prensa que había tomado contacto con autoridades nacionales y provinciales (sin dar precisión de nombres) para buscar una solución el conflicto.
La noticia era que las mismas le habían confirmado que ya estaban a disposición 20 millones de pesos para cancelar la totalidad de las obligaciones salariales y, de ese monto, 16 millones los aportaba Nación y el resto Provincia.
El ex concejal radical esperaba que el horario bancario que rige en Capital Federal alcanzara para realizar la transferencia en la misma jornada ya que caso contrario habría que esperar uno o dos días más.
La transferencia se hizo a tiempo ya que el Departamento Ejecutivo de la comuna local confirmó minutos antes de las 15 que a partir de las 8:00 de hoy "se procederá al pago de la diferencia restante para completar la totalidad de los haberes de los trabajadores de los Módulos 1 al 7 y Personal Docente" a través de sus respectivas cuentas bancarias.

EL PARO SIGUE
De esta manera todo hacía presumir que el conflicto llegaba a su fin, pero horas más tarde, cuando se cotejaron las deudas a cancelar en la sede del SOEMCO, se detectó que los 20 millones no alcanzan para cubrir pagos por "adicionales" que corresponden a determinados grupos de trabajadores.
La confusión invadió el recinto ya que la dirigencia gremial o el intendente Córdoba parecían haber sacado mal las cuentas, en tanto que Prades, que estuvo presente en la sede del SOEMCO, dijo no tener responsabilidad en ese desentendimiento, señalando que "me pidieron que solicite 20 millones y eso fue lo que hice".
En definitiva, el gremio decidió mantener el conflicto y volver a convocar a una nueva asamblea en la ruta el lunes 23, dado que hoy es feriado por que se celebra el 114 aniversario de Caleta y el fin de semana no pueda haber reuniones por el balotaje.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico