Municipales de Caleta siguen padeciendo cíclica demora en el cobro de los sueldos

Por estos días, la ciudad del Gorosito se ha convertido en una de las poblaciones del país con mayor conflictividad social debido a la confluencia de huelgas protagonizadas por diferentes sectores de trabajadores activos, protestas de desocupados y otros reclamos comunitarios. En ese contexto, se reanudó el paro de los municipales que hoy volverán a movilizarse por las calles céntricas.

Caleta Olivia (agencia)

Este conflicto que ya es crónico y tiene como protagonistas al personal de planta permanente, se debe a la cíclica demora en el pago de salarios, algo que si bien se venía registrando durante la gestión del ex intendente José Córdoba, se acentuó luego de la asunción de Facundo Prades.
Los pagos se fueron realizando de manera fraccionada (por categorías) y en lapsos cada vez más extensos, a tal punto que luego de cancelarse hace pocos días la totalidad de los correspondientes al mes de abril, ya se venció el plazo para abonar los de mayo lo que motivó que a principios de esta semana se reanudara la huelga.
Los fondos provinciales, nacionales (recortados) y propios no alcanzan para más de 6.000 agentes, de los cuales casi la mitad son de planta permanente y responden al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales.
Las medidas de fuerza que dispuso el gremio, asambleas mediante, tuvieron gran incidencia en la región ya que además de un prolongando acampe frente al edificio municipal, la Ruta 3 estuvo bloqueada varios días e incluso se resintió el circuito económico en la ciudad, restringiéndose la activad comercial en casi todos sus rubros.

HOY VUELVEN A LAS CALLES
En conferencia de prensa ofrecida ayer, miembros de comisión directiva y del cuerpo de delegados del SOEMCO anunciaron que hoy habrá una nueva movilización por las calles céntricas a partir de las 10, pero previamente se realizará una asamblea en la plazoleta del Gorosito.
Los dirigentes, encabezados por el secretario adjunto Daniel Reyes, no descartaron un nuevo acampe y corte de ruta, aunque dieron a entender que de reactivarse esas medidas, las mismas no serán de inmediato ya que se dará algunos días más de plazo al Ejecutivo Municipal para obtener fondos.
Pero al margen de ese tipo de protestas ortodoxas, los dirigentes hicieron expresa mención a las serias situaciones económicas que afrontan las familias municipales por vencimientos en tarjetas de crédito, intereses por pago atrasado de alquileres y sobre todo por en el hecho que muchos comercios se muestran reticentes a abrirles nuevos créditos.
Por ello pidió que los afiliados se sumen masivamente a la protesta, pero que también los actores políticos den su apoyo solidario a la situación que padecen, a la cual calificó de "insostenible".
"Ciertamente –manifestó Reyes–, el símbolo de la protesta es el acampe, pero evaluaremos las otras posibilidades en la asamblea y le pedimos a los comercios que cierren sus persianas como gesto para acompañar el reclamo, porque el impacto económico en ese ámbito es notorio".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico