Municipales huelguistas "invitaron" a cerrar sectores y Prades los tildó de "patoteros"

El conflicto de los trabajadores municipales de esta ciudad alcanzó ayer un alto grado de tensión cuando grupos de huelguistas se presentaron en reparticiones donde aún persistían actividades y a quienes aún no estaban plegados a la medida de fuerza les solicitaban su adhesión, logrando además que se cerraran los sectores. Hubo discusiones y el intendente Facundo Prades dijo que fueron "actitudes patoteriles".

Caleta Olivia (agencia)
El paro que lleva más de dos semanas por la demora en el pago de los salarios de abril, potenciado por persistentes retrasos en la cancelación de los correspondientes a los últimos cuatro meses, dejó ayer a un municipio prácticamente inactivo en el que solo funcionan áreas muy esenciales como el Hogar de Ancianos y el Hogar del Niño, al margen de la FM Municipal y la Dirección de Prensa.
El intendente Facundo Prades (Cambiemos) ni siquiera tiene ahora un despacho oficial porque el edificio central está sitiado por un campamento que se instaló el viernes y sus chances de gestión para obtener fondos que le permitan resolver ese conflicto parecen ir estrechándose.
Para colmo, las declaraciones que hizo a través de la emisora radial FM Frecuencia Patagonia desde Río Gallegos (a donde viajó para entrevistarse con autoridades provinciales), motivaron un abierto enfrentamiento con los huelguistas.
El jefe comunal no solo calificó como "una toma" los sectores visitados por los manifestantes, sino que también aseguró que "dejaron sin atención el Hogar de Ancianos y la Casa del Niño; tomaron el Complejo Deportivo, las oficinas de Planificación y otros sectores, por lo cual decidimos suspender las reuniones y responsabilizar a estos violentos de lo que pueda suceder".

"GRITOS Y EXTORSION"
"Nosotros dijimos que íbamos a sostener el empleo, pero las actitudes patoteriles de gritos y extorsión cambia nuestra posición. Hay sectores que deben ser garantizados y 85 mil vecinos que necesitan una respuesta del municipio", afirmó.
Al mismo tiempo, evaluó que su gestión tiene que hacerse cargo de "un déficit estructural de 65 millones de pesos y un equipo de personas no puede solucionar en cinco meses esta situación. Lo más fácil hubiese sido que echemos 2.500 trabajadores, pero no lo hicimos".
Luego, en tono de voz que denotaba evidente indignación, reiteró calificativos de "violentos" y "patoteros" para quienes están al frente de los reclamos, argumentando que "algunos formaron parte de la herencia de la destrucción¨.
Finalmente, respecto de la disponibilidad de fondos para pagar sueldos, indicó que "la idea era hacer hoy (por ayer) un anuncio, pero estos violentos nos hacen atrasar o repensar las cosas. A partir de ahora las cosas serán de otra manera; tenemos de 22 a 24 millones en caja para pagar algo. Estamos haciendo lo imposible, pero nos volvemos de Río Gallegos".

ANCIANOS Y NIÑOS
CONTINUAN ASISTIDOS
Vale señalar que El Patagónico recorrió algunos de los sectores a los que el intendente señaló como tomados por los manifestantes y constató que nadie había en los mismos y solo estaban cerrados, como el Complejo Deportivo y el Centro Municipal de Educación por el Arte (CEMEPA). En este último, solo había un cartel en la puerta de acceso por el que se anunciaba la suspensión de actividades, "por razones de público conocimiento".
Además, es incorrecto que se haya dejado sin atención al Hogar de Ancianos y al Hogar del Niño ya que ambas instituciones continúan funcionando normalmente y allí se informó a periodistas de este medio que ningún referente de comisión directiva o del cuerpo de delegados del SOEMCO se hizo presentes en esos sitios.

"SE VICTIMIZA"
Por su parte, el secretario adjunto del gremio, Daniel Reyes salió al cruce de los dichos de Facundo Prades, afirmando que "el intendente se victimiza al no obtener fondos para pagar sueldos. Nos manifestamos en Planificación, Comercio, Complejo y Acción Social en total normalidad y en el marco de la protesta, pero no tomamos ningún sector. Solo pedimos (a otros trabajadores) que se retiren en un gesto de acompañar la medida, pero jamás los tocamos ni sacamos a nadie por la fuerza", aseguró
Por ello consideró que tanto el jefe comunal, como sus secretarios, "se victimizan y quieren patear todo", recordando que su gestiones en Buenos Aires "tampoco tuvieron mucho éxito" porque "traer 10 millones del gobierno Nacional no es exitoso. Entonces si el gobierno municipal esta contra todos, nosotros no tenemos la culpa y el arco político es claro: Prades está solo porque nadie lo ayuda, ni Eduardo Costa, ni Alfredo Martínez, ni Mariana Zuvic, ni Héctor Roquel", parlamentarios de Cambiemos que representan a esta provincia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico