Municipales: paran en Caleta, acuerdan en Gallegos y mantienen vigilia en Deseado

Las situaciones de conflicto laboral en municipios de tres ciudades tienen nuevos escenarios. En Puerto Deseado persiste el paro, pero quedó liberada la Ruta 281; en Caleta Olivia se reanudaron ayer las medidas de fuerza y en Río Gallegos los trabajadores retornaron a sus puestos de trabajo, luego de aceptar el incremento salarial del 30%.

Caleta Olivia (agencia)
En la ciudad del Gorosito, los trabajadores comenzaron en la madrugada de ayer con la retención de servicios y ante la falta de pago de los haberes de junio planean una movilización para la próxima semana. Además, no descartan otro corte de ruta.
Uno de los delegados, José Avellaneda, indicó que luego de la asamblea general decidieron retomar las medidas de fuerza, sin asistencia a los lugares de trabajo ante el incumplimiento también del aguinaldo.
"Hasta el momento no hay ningún tipo de comunicación con el Ejecutivo; por eso se decidió retomar el plan de lucha", informó el dirigente y detalló que el acatamiento al paro es del 85%.
El lunes, la comisión directiva y los delegados definirán cómo siguen con las medidas de fuerza y en caso de no haber novedades de pago, no descartan volver a Ruta 3.
"Queremos acortar los plazos de pago y lo que no se busca es tensar la situación como la vez anterior, pero es a lo que nos obligan", sostuvo Avellaneda.

ASAMBLEA PERMANENTE
En Puerto Deseado, si bien el paro continuaba vigente, los trabajadores seguían hasta avanzada la tarde de ayer apostados a un costado de la ruta Nacional Nº 281 y evaluaban si aceptaban la propuesta de incremento salarial de 4 mil pesos de manera escalonada que realizara el Ejecutivo municipal.
Los manifestantes habían despejado la cinta asfáltica el miércoles por la noche, debido a la llegada de efectivos del Cuerpo de Infantería de la Policía provincial, con la misión de garantizar el libre tránsito de todo tipo de vehículos, el cual se había alterado con el piquete que comenzó el sábado pasado.
Ante el arribo de los uniformados, el grupo de entre 30 y 50 manifestantes decidió apostarse en la banquina, donde se mantiene en asamblea permanente mientras evalúa si aceptarán o no el incremento salarial.

EN GALLEGOS ACEPTARON
Por otra parte, el gremio de Río Gallegos aceptó la propuesta del 30% de incremento en cinco cuotas, luego de un mes de paro municipal que incluyó la toma del edificio del Concejo Deliberante.
Luego de dar el visto bueno a la oferta del Ejecutivo, que propuso abonar en cinco cuotas distribuidas 7% en julio, 7% en setiembre, 7% en octubre, 4,5% en diciembre y 4,5% en enero, decidieron dejar sin efecto la medida de fuerza a partir de las 8 de la víspera, como así también la toma del edificio.
El concejal Osvaldo Scippo (FVS), que representa al Concejo Deliberante en la paritaria municipal, manifestó que "fue una alegría haber sido parte de este acuerdo. Es algo importante para la familia municipal y los vecinos, ya que se inicia una nueva etapa para poner de pie a Río Gallegos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico