Municipales y portuarios cortaron avenida céntrica y recinto marítimo

En la ventosa jornada de ayer, la ciudad del Gorosito acusó un doble piquete de trabajadores municipales y portuarios que, indistintamente, bloquearon por varias horas el acceso a la zona céntrica por la avenida San Martín y el recinto marítimo Caleta Paula.

Caleta Olivia (agencia)
Esta situación motivó que las estaciones de servicio de ésta y otras localidades prácticamente agotaran sus reservas de combustibles, dado que en el puerto local no pudieron abastecerse los camiones cisterna de Petrobras y tampoco llegaron los de YPF debido a otro piquete protagonizado por vigiladores en la planta de almacenaje de Comodoro Rivadavia.
El piquete del puerto que comenzó alrededor de las 8 y se extendía hasta anoche era confuso ya que ante El Patagónico varios manifestantes dijeron ser guincheros y capataces, pero ante otros medios periodísticos se manifestaron como estibadores.
En ambos casos argumentaron que reclamaban el pago de un subsidio de 12 mil pesos mensuales por baja temporada de pesca, algo que en esta provincia está estipulado por ley, pero que debido al período de recambio de autoridades con consecuentes renuncias de funcionarios que tienen rango político, resulta incierto.
Como hecho significativo, uno de los grupos que parecía estar distanciado del otro, mostraba bombos y redoblantes con afiches de la reciente campaña electoral a favor de un ex candidato a concejal por un sector del oficialismo, Jorge Reyes.

NO CONFORMES
CON PAGO PARCIAL
Los manifestantes municipales, en un número que osciló el centenar, bloqueó las dos manos de San Martín, juntamente donde esa avenida se ensambla con otra denominada Leandro Alem, frente el edificio del SUPeH.
El principal propósito fue impedir el paso de camiones de carga general y si bien la policía tomó recaudos para posibilitar que otros pudieran utilizar calles alternativas, los que quedaron atrapados en el piquete debieron esperar mucho tiempo para reanudar su marcha.
Esta medida de fuerza, que comenzó alrededor de las 12:45 y se extendió por más de cuatro horas, no tuvo el aval de la comisión directiva del gremio (SOEMCO), algo similar a lo que había ocurrido el miércoles cuando otro reducido grupo de municipales -particularmente del área de recolección de residuos- intentó cortar la Ruta 3.
La protesta tuvo su génesis en la demora en el pago de haberes de octubre y a pesar de que el Departamento Ejecutivo Municipal confirmó que hoy se hará un pago parcial, numerosos trabajadores se mostraron indignados y no quisieron esperar la resolución de asamblea general prevista para las 11 en la sede del sindicato.
Pudo saberse que el pago inicial consiste en una suma de 10 mil pesos y quienes cortaron la avenida céntrica contaron nuevamente con el apoyo de tres delegados, José Avellaneda, José Villarreal y Cristian Bazán, quienes durante un período de ausencia del secretario general Julián Carrizo -por razones de enfermedad-, dominaron casi por completo las asambleas del gremio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico