Municipio presentará una denuncia penal contra el geriátrico San Juan

El subsecretario municipal de Fiscalización anunció que la presentación judicial que se realizará hoy será por abandono de personas en contra de los propietarios y responsables del centro de descanso y cuidados médicos. Ayer se estaba terminando de reunir toda la información y elaborando los informes médicos. El funcionario sostuvo que en la última inspección al lugar, el martes, se detectó la presencia de sarna, picaduras de chinches y bajo peso de algunos adultos mayores que viven en ese establecimiento privado que cobra cerca de $15.000 por cada persona atendida.

A casi dos meses de que el municipio de Comodoro Rivadavia, a través de la Subsecretaría de Fiscalización, clausuró el geriátrico San Juan por las pésimas condiciones sanitarias y estructurales en que se encuentra, ayer El Patagónico pudo confirmar que hoy el Ejecutivo realizará una denuncia penal contra los dueños y responsables del establecimiento.
Ayer aún se terminaba de reunir toda la documentación para efectuar la denuncia por abandono de persona. De esa forma, se busca que se inicie una investigación judicial por las condiciones sanitarias y humanas en que vivían hasta ahora más de 47 adultos mayores, quienes hasta el martes continuaban en el edificio, pese a que a principios de febrero desde la comuna se solicitó a sus familiares que los retiraran del hogar por las condiciones de vida que llevaban.
Es que además de detectar chinches y sarna, el martes también se encontraron adultos mayores con bajo peso. A esos graves problemas se suman las deficiencias estructurales, con problemas eléctricos, falta de salidas de emergencia, nula habilitación comercial y hasta el funcionamiento de una cocina que carecía de instalaciones acordes, según enumera el informe de la Subsecretaría de Fiscalización.

¿QUIEN CUIDA A LOS ABUELOS?
La investigación sobre el funcionamiento del geriátrico comenzó hace más de dos meses, luego de que en el Hospital Alvear se detectara el caso de un anciano procedente de ese lugar que tenía picaduras de chinches y sarna.
Así, luego de avanzar con las diligencias necesarias, se procedió a la clausura municipal, la cual aún está vigente, pese a que todavía muchos adultos mayores viven en el geriátrico porque sus familiares no los han retirado.
A partir de la denuncia penal se busca que se evacúe definitivamente ese lugar que también debería haber sido fiscalizado por el Area Programática Sur del Ministerio de Salud, según denunció el subsecretario municipal de Fiscalización Daniel Campillay, quien señaló que pese a que el hecho tomó estado público no tuvieron comunicación con la directora de Fiscalización del área provincial.
El centro de descanso y cuidados médicos está ubicado en San Juan al 700 del barrio 13 de Diciembre y se encontraría a nombre de una mujer de 95 años. El Patagónico intentó comunicarse ayer con sus representantes pero estos no respondían a los llamados.
Ya en 2013 el geriátrico había sido clausurado por falta de habitación comercial, salidas de emergencia, matafuegos y camas precarias. Sin embargo, en esta oportunidad el panorama es mucho más grave, ya que a los problemas edilicios se suma la falta de médicos y enfermeros para cubrir el servicio que dice prestar. Sólo funciona con personal de maestranza, según comprobó el municipio y frente a alguna necesidad médica de los internados cuenta con un servicio de emergencia contratado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico