Murúa continúa en el "Lobo": "pesó la gente y los jugadores"

Finalmente la novela tuvo final feliz para la gente de Newbery. Luego de escuchar ofertas y pulir algunas diferencias con la dirigencia "Aeronauta", Luis "Piti" Murúa decidió continuar y tratar de cerrar la herida de la eliminación del Federal B. "Yo tengo un vínculo emocional muy grande con esta institución. Pesó lo que es la gente del ´Lobo´, pesó los jugadores y pesó Comodoro", afirmó.

"Piti" continúa en Puerto Madryn, pero su cabeza ya se encuentra en Comodoro. Desde el miércoles 7 de diciembre viajó a visitar a su familia y aprovechó esos días para descansar, pensar y analizar su futuro. Antes de sus "mini" vacaciones, el DT se encontraba algo agotado y consumido por el proceso de un año y medio que lleva en Jorge Newbery, en el que casi había terminado con la eliminación en la semifinal por el ascenso al Federal A, frente a Germinal de Rawson.

Murúa recibió un par de llamados para armar las valijas y partir hacia alguna ciudad con aires y esperanzas renovadas. Una propuesta de Sol de Mayo sedujo al entrenador para continuar su carrera en Viedma. Propuesta que el entrenador escuchó y pidió días para analizarla. En esos días, el corazón tiró por el "Lobo". La herida de no haber logrado el ascenso todavía no cierra y ese fue uno de los motivos, o él motivo, para que Luis decida arreglar su continuidad en el club comodorense e intentar conseguir nuevos objetivos.

El ex entrenador de Santamerina y Mandiyú prefirió mantenerse al margen estos últimos días y decidió hablar con El Patagónico para anunciar que continuará en el banco de suplentes del "aeronauta" ya que nos puede despegar "ni del club ni de Comodoro".

"Charlé con Cardenas y me convenció para que me quede. Tenía dudas propias, de si yo podía seguir un año más y él me comentó que estaba todo acomodado, que se iba poder hacer las cosas bien para seguir desarrollando con los chicos y la gente, que me querían por eso. Yo le pedí tiempo para pensarlo. Acomodamos tres o cuatro cosas del próximo proceso y por eso voy a continuar. Hablamos de seguir por dos años para que quede una base sólida armada en el club", explicó esta tarde Murúa.

El plantel ya se encuentra realizando la pretemporada de la mano de Nicolás Santana para afrontar de la mejor manera el comienzo de la Copa Argentina (22 y 28 de enero). Luis pasará Navidad con su familia y luego aterrizará en la ciudad petrolera para comenzar esta nueva campaña: "voy a llegar el 26 a Comodoro. Los muchachos ya empezaron a entrenar así que los pueden ver en la Avenida Rivadavia subiendo y bajando la ´Loma´. Nosotros queremos llegar a los 32avos de final de la Copa Argentina. Ese es el primer objetivo. El otro es el torneo Federal pero todavía falta mucho para eso", afirmó.

Por otro lado, explicó que llegaron ofertas de otros clubes y que las escuchó, pero que en Newbery forjó un "sentimiento del que no me puedo despegar". "Tengo un vínculo emocional muy grande con esta institución. Pesó lo que es la gente del ´Lobo´, pesó los jugadores y pesó Comodoro. También toda la familia me decía que tenía que volver".

"Tuve charlas para ir a otro lugar, pero yo necesito estar estresado para rendir mejor y el único club que lo hace es este. Yo necesito un club así para estresarme. Tengo que estar permanentemente en un estado de estrés. Esto te demanda domingo a domingo y me hace bien. Me tomé unos días y me di cuenta que eso era lo que yo quería, no quería un lugar tranquilo", sentenció.

"Estoy muy contento, una vez que tomé distancia me di cuenta que voy a trabajar diez o doce horas y agregar que tenemos que ascender al Federal A. Yo quiero llegar a eso y también a los 32avos de final de la Copa Argentina. Esos son los principales objetivos", remarcó.

Por último, le confirmó a este medio que la dirigencia está en busca del delantero Henry Sáez y que será el único jugador que vendrá de afuera: "tal vez vuelva, es el único que puede llegar a venir y esperamos que así sea porque es un gran jugador".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico