Músicos comodorenses irrumpen en el colectivo a puro folklore

Pasajeros del transporte público de Comodoro Rivadavia se vieron sorprendidos durante los últimos días con la presencia de dos hermanos, que al ritmo del charango y la guitarra, hacen diferente la rutina del viaje ¡Conocelos!

Luego de las agotadoras y extensas jornadas laborales, los viajes para quienes deben tomarse un colectivo para llegar a casa, se hacen interminables y aburridas.

Sin embargo, durante los últimos días los pasajeros del transporte público de la ciudad vieron irrumpidas sus rutinarios viajes con la presencia de dos hermanos músicos, que al ritmo del folklore llevan alegría.

Con charango y guitarra en mano, estos hermanos que son de la ciudad, deleitan a todos con nuestra música autóctona, ganándose aplausos y algún dinero.

Jordan Rodríguez, viajaba el jueves por la tarde en el colectivo de Standard que une la zona norte con la ciudad y ante lo inusual de la presencia de los músicos, decidió registrar el momento con su celular, y compartirlo con El Patagónico vía WhatsApp.

"Estos dos muchachos hicieron diferente una rutina en colectivo con charango y guitarra, estaban tocando en la parada del Ceret-Kilómetro 3 – y al subir todos los pasajeros le preguntaron al chofer si podían cantar y subieron", detalló.

Así una vez presentados, comenzaron a regalarles una chacarera trunca "Como arbolito en otoño", letra y música que pertenece al reconocido artista Peteco Carabajal.

músicos colectivo .mp4

"Dijeron que eran de Comodoro, la gente no se animaba al principio pero después acompañaron con palmas y buena onda", dijo Jordan.

También otro pasajero que tomó el viernes la línea 4 para viajar desde el centro de la ciudad a zona sur, comentó que eran cerca de las ocho de la noche cuando, al subir al colectivo, se sorprendió también con estos dos músicos.

"Yo subí último, sonaba en la radio Arjona y el chofer subió el volumen, hasta que en un momento se suben estos hermanos, con mucha simpatía ante un público parco arrancan la chacarera y cambió todo, se despidieron con simpatía tras recibir su merecido pago a la gorra, debería haber más de estos pibes en los bondis", aseguró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico